Módulos Temas Día

Editorial: Gusanos en conserva

Editorial de Gestión. "Los industriales locales explican que existen externalidades que les restan competitividad”.

Editorial  27-11

Editorial: Gusanos en conserva

Editorial: Gusanos en conserva

Editorial: Gusanos en conserva

CONSECUENCIAS. El hallazgo de parásitos en las conservas de caballa fabricadas por una empresa china tendrá consecuencias en dos frentes: la inspección de alimentos importados y los hábitos de consumo de productos pesqueros. En el primero, las autoridades gubernamentales todavía no explican por qué dejaron pasar más de tres semanas desde que el programa Qali Warma detectó el problema y el Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (Sanipes) emitió la alerta sanitaria internacional que prohibió la importación de tales conservas.

Es necesario que se revele a los consumidores –que durante ese tiempo ignoraron que estaban comprando conservas contaminadas– los motivos por los que la alerta no se emitió con mayor antelación. Esa demora es razón suficiente para evaluar el funcionamiento de todo el sistema, tanto de la inspección sanitaria como de la coordinación que debería existir con las entidades que protegen al consumidor.

Es que, aparentemente, Indecopi se enteró junto con el resto del país del escándalo, cuando lo correcto hubiese sido que estuviera informado desde que Qali Warma descubrió los gusanos –comunicó su hallazgo a Sanipes el 24 de octubre–, pues de esa manera habría podido dictar medidas preventivas. El papel de Indecopi no puede reducirse a realizar acciones ex post como verificar que mercados y supermercados hayan retirado las conservas, sino que tiene que afinar su comunicación con las otras entidades que vigilan el funcionamiento del mercado.

En cuanto al consumo de productos pesqueros, la primera reacción del consumidor será disminuir sus compras de conservas. Esto podría perjudicar a las productoras locales, de modo que una medida para contrarrestar ese efecto sería una campaña de promoción con mensajes que refuercen la percepción que el público posee de la riqueza del mar y de la calidad de la producción nacional.

¿Por qué preferimos conservas de pescado extranjeras? La variable decisoria parece ser el precio. Los industriales locales explican que existen externalidades que les restan competitividad como combustible subsidiado, mano de obra barata y poco especializada, y normas que favorecen la pesca de atún para naves foráneas en aguas peruanas. El resultado es que el 65% del consumo de esa categoría corresponde a productos importados.

Lo paradójico es que los países avanzados sí aprecian la producción nacional: se exportan dos tercios de la producción de conservas. Es una oferta con alto valor agregado que tiene todos los ingredientes para comenzar a ser apreciada por el consumidor peruano.

Tags Relacionados:

editorial de Gestión

conservas

Leer comentarios ( )

Ir a portada