Módulos Temas Día

opinión 

Editorial: Dura realidad

Editorial de Gestión. "El Congreso apenas logra que un 2% sienta que lo representa a él y a sus intereses".

Congreso de la República

Congreso de la República aprobó por mayoría ley que favorece a Alberto Fujimori. (Foto: Agencia Andina)

(Foto: Agencia Andina)

PULSO PERÚ. Los problemas que atraviesa el país son, por lo general, apenas la punta de un iceberg, que cubre dificultades más profundas, de mayor complejidad y más difíciles de resolver. Uno de esos icebergs es la falta de institucionalidad que a su vez genera poca confianza en ellas y lleva a otros problemas.

La última encuesta de Pulso Perú evidencia esa falta de confianza. Ninguna institución del país logra superar la barrera del 50%, es decir, la gente desconfía más de lo que confía. Las Fuerzas Armadas, el INEI y la Defensoría del Pueblo son las entidades mejor posicionadas pues superan el 40% de confianza. En el otro extremo están el Congreso, el Poder Judicial y los partidos políticos que no llegan ni al 10% de confianza; por su parte, el Gobierno obtiene un 31%.

Está falta de confianza genera que apenas un 16% sienta que el Gobierno lo representa a él y a sus intereses y ese, lamentablemente, es el porcentaje más alto. Ninguna otra institución logra superar el 10%. El Congreso, que en teoría es el portavoz del pueblo, apenas logra que un 2% sienta que lo representa a él y a sus intereses, según Pulso Perú.

Sin embargo, esta situación no se debe solo a la mala actuación de todas estas instituciones, sino que se alimenta de un círculo vicioso donde los peruanos reconocen que no respetan a sus instituciones y tampoco respetan las leyes. Siendo así, el problema es más difícil de resolver de lo que pareciera pues alguna de las partes de la ecuación debe empezar a cambiar para romper el círculo, dado que una institución no cambia de la noche a la mañana, se requerirían algunas señales serias de transformación para que la población también asuma una nueva actitud

En los que respecta a la calificación de la labor que vienen cumpliendo los poderes del Estado, todos siguen desaprobados, aunque el Ejecutivo logra un ligero incremento al conseguir una nota de 10.3, sin duda esto es resultado del nivel de popularidad conseguido por el presidente Vizcarra. Por su parte, la Fiscalía de la Nación se mantiene igual, como resultado del apoyo que vienen recibiendo los fiscales en su trabajo en el caso Lava Jato y tanto el Congreso como el Poder Judicial bajan un poco. Recuperar la institucionalidad requiere de un pacto entre los poderes del Estado, los partidos políticos y las instituciones civiles para asegurar la viabilidad de los cambios.

Leer comentarios ( )

Ir a portada