Módulos Temas Día

opinión

Editorial: Algo más que dinero

Editorial de Gestión.  "Las empresas de transferencia de fondos han perdido participación mientras que los bancos la han ganado". 

Bancos

(Foto: GEC)

(Foto: GEC)

REMESAS. A pesar de que los envíos de dinero de peruanos residentes en el extranjero a través de empresas de transferencia de fondos (ETF) se redujeron ligeramente el año pasado (0.2%), el total de remesas mantuvo un ritmo de crecimiento similar al de años previos. Según la Memoria Anual 2018 del BCR, tales envíos sumaron US$ 3,225 millones, lo que significó un incremento de 5.7% respecto del 2017. Las remesas aumentaron 5.79% y 5.83% durante el 2017 y el 2016, respectivamente.

En dichos años, los envíos a través de las ETF crecieron 5.7% y 10.71%, lo que significa que fue recién en el 2018 en que esas empresas perdieron participación en el rubro, aunque todavía son el medio preferido para realizar dichas operaciones (US$ 1,386 millones el año pasado), mientras que los bancos comenzaron a ganarla, gracias a sus agresivas campañas.

Hay que resaltar que las remesas continuaron aumentando pese a menos peruanos han viajado al exterior para trabajar en años recientes. Según datos del INEI y la Superintendencia Nacional de Migraciones, el movimiento migratorio en los años 2017, 2016 y 2015 fue negativo –más peruanos abandonaron el país que los que retornaron– en 102,550, 113.600 y 147,700 personas. También llama la atención que las remesas siguen subiendo pese a que las economías de países que han recibido gran cantidad de peruanos, como España, Italia y Argentina, no se encuentran boyantes.

Las remesas representan el 1.4% del PBI del Perú, un porcentaje relativamente bajo comparado con otros países latinoamericanos como El Salvador (22%), Honduras (20%), Guatemala (12%) y Nicaragua (11%), de acuerdo con el centro de estudios Diálogo Interamericano. Un país donde las remesas están ganando presencia es Venezuela –otrora uno de los destinos de primera opción para emigrantes peruanos–.

El BCR informa que el año pasado los venezolanos que han tenido que venir a trabajar al Perú enviaron a sus familiares US$ 284 millones, monto que fue 2.3 veces superior al registrado en el 2017. Sin embargo, las remesas hacia dicho país habrían sido mayores, pues muchos optan por realizar sus envíos a la ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera con Venezuela.

Según las encuestas, para la opinión pública, la presencia de venezolanos afecta a la economía. No obstante, la Memoria Anual del BCR indica que el gasto realizado por los inmigrantes venezolanos en Lima y Callao habría contribuido con 0.33 puntos porcentuales al crecimiento del PBI en el 2018. Es que negocios como alquiler habitacional, transporte y alimentos se han beneficiado, aunque no debe soslayarse que se han creado distorsiones en el mercado laboral que es necesario corregir.

Tags Relacionados:

editorial de Gestión

BCR

Leer comentarios ( )