Editorial de Gestión. La expansión de la nueva variante delta renueva los temores sobre nuevos impactos de la pandemia. (Foto: Getty Images)
Editorial de Gestión. La expansión de la nueva variante delta renueva los temores sobre nuevos impactos de la pandemia. (Foto: Getty Images)

PBI. La economía de Estados Unidos logró mantener su ritmo de avance en el segundo trimestre del año, superando ligeramente el registrado en los primeros tres meses del 2021, pero a una tasa menor a la esperada.

Pese a las expectativas generadas por el avance de la vacunación y la ampliación de la reapertura de la economía, el PBI de EE.UU. avanzó 6.5% el trimestre pasado, desde el 6.3% registrado en los primeros tres meses del año.

Si bien el FMI hace unos días mejoró su previsión de crecimiento de EE.UU. para este año, de 6.4% a 7%, advierte sobre una desaceleración para el 2022, año para el que estima una expansión de 4.9% (aunque es aún 1.4 puntos porcentuales más de lo previsto anteriormente). Esa desaceleración ya se percibiría en este semestre. Goldman Sachs estima, por ejemplo, que la economía de Estados Unidos se desaceleraría en la segunda parte del año, a medida que el sector servicios se debilita.

Y es que la expansión de la nueva variante delta del coronavirus renueva los temores sobre nuevos impactos de la pandemia, aunque por ahora no se vislumbran nuevos confinamientos. Sin embargo, el repunte de los contagios puede llevar a los estadounidenses a volver a acentuar sus precauciones, evitando mayores salidas, y con ello, sus gastos.

Si bien un 70% de los adultos estadounidenses ya han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19, existe un importante grupo de personas que se resiste a inocularse, lo que representa un espacio donde puede expandirse el covid-19.

Una reciente encuesta reveló que el 34% de estadounidenses de 18 a 29 años prefiere esperar antes de vacunarse y un 15% no planeaba hacerlo. Ello plantea un desafío adicional para el gobierno de Joe Biden, el cual deberá encontrar el camino para impulsar la campaña de vacunación, con miras a espantar los temores sobre la llegada de nuevos confinamientos. Por ahora se ha anunciado el pago de US$ 100 para quienes se inmunicen y habría que ver si ello resulta suficiente incentivo ante la ola de informaciones falsas que invaden las redes sociales.

Si bien el panorama económico ha mejorado con respecto a hace unos meses, los riesgos subsisten para la mayor economía del mundo, cuyo ritmo de recuperación bien puede haber tocado su techo el trimestre pasado.