Editorial de Gestión. Todo pareciera apuntar que el precio del metal dorado puede haber ya tocado su techo este año. (Foto: Reuters)
Editorial de Gestión. Todo pareciera apuntar que el precio del metal dorado puede haber ya tocado su techo este año. (Foto: Reuters)

PRECIO. La cotización del oro, uno de los principales productos exportados por el Perú, tuvo en junio a su peor mes en casi cinco años. Registró una caída de más de 7% el mes pasado, aunque ayer logró un alza marginal que lo sitúa en los US$ 1,774 por onza.

Los metales, en general, habían venido registrando un fuerte repunte ante los millonarios planes de estímulo en el mundo y las bajas tasas de interés, pero un cambio en las perspectivas de los miembros de la Reserva Federal ejerce presión sobre la cotización del oro.

Algunos miembros del banco central norteamericano consideran que ante la fuerte recuperación de la economía de Estados Unidos, las primeras alzas de la tasa de interés de referencia deben producirse el 2023, y no el 2024, como se estimaba anteriormente.

Las declaraciones en la Reserva Federal han impulsado al dólar, que en junio también registró su mayor incremento mensual desde el 2016, situándose ahora en su mayor nivel de los últimos tres meses frente a otras monedas referentes. Dicho repunte resta atractivo al oro.

Si bien la Reserva Federal ha reiterado que no tiene ningún apuro en subir su tasa de referencia, el debate ya empezó sobre si la actual alza de precios en Estados Unidos es o no temporal. Por ello, el rumbo del oro mucho dependerá de las declaraciones y posturas que se aprecien entre los miembros de la Fed de ahora en adelante. Y en esas perspectivas ha de pesar la llegada de nuevos datos que confirmen la fortaleza de la recuperación de la economía de Estados Unidos, y en especial los del mercado laboral.

Sin embargo, existe un factor que también puede alterar el panorama. Aunque las campañas de vacunación avanzan en el mundo, la expansión de la variante delta del coronavirus y un repunte de nivel de contagios en algunos países pueden obligar a los inversores a volver a activos de refugio como el oro.

Pero por ahora, todo pareciera apuntar que el precio del metal dorado puede haber ya tocado su techo este año, aunque la persistencia de riesgos puede ofrecer cierto apoyo a la cotización del metal que aportó al país alrededor de US$ 8,000 millones en divisas el año pasado.

TAGS RELACIONADOS