Módulos Temas Día

opinión

Editorial: El largo camino hasta el 2021

Editorial de Gestión. "El descrédito de todas las fuerzas políticas es tal que nadie logra superar el 25% de aprobación”.

Congreso de la República

Congreso de la República demoró 12 días en entregar acusación constitucional contra César Hinostroza a la Fiscalía. (Foto: Agencia Andina)

(Foto: Agencia Andina)

HORIZONTE. La última encuesta de Pulso Perú deja en claro que los tres años que aún faltan para que termine el actual gobierno y se elija a un nuevo presidente no serán fáciles. La mayoría de peruanos (64%) considera que la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo estará marcada por la confrontación, una percepción muy diferente de la que tenían en abril luego de que Martín Vizcarra asumiera el cargo de presidente. Una sensación que difícilmente cambiará a pesar de las declaraciones dadas por la líder de Fuerza Popular hace unos días en el sentido de que su bancada estará abierta al diálogo y evitará ser confrontacional.

Si bien un alto porcentaje (68%) se manifiesta a favor del cierre del Congreso, la población considera que el presidente Vizcarra no tiene intención de hacerlo, aunque reconocen que los continuos enfrentamientos de Fuerza Popular y el Apra con el Gobierno son una forma de buscar que el mandatario tome esa decisión.

Pero estos tres años no solo serán complicados por la relación Legislativo – Ejecutivo sino porque los peruanos no se sienten representados por ningún líder político. El descrédito de todas las fuerzas políticas es tal que ninguno logra superar el 25% de aprobación y algunos llegan apenas al 6%. Esto sucede tanto con quienes participaron en la última contienda electoral presidencial, como con quienes fueron eliminados de la carrera, e incluye a aquellos que hoy buscan ser candidatos para el 2021.

Este panorama resulta preocupante, pues la falta de institucionalidad es una de las causas de los problemas que hoy enfrenta el Perú y es un campo de cultivo para los outsiders improvisados. Reunirse alrededor de un líder no asegura la formación de un partido, se necesita claridad ideológica que permita que sean más que un club de amigos y además se requiere tiempo para formar bases y lograr un apoyo a nivel nacional eligiendo representantes por razones más importantes que el apoyo económico a una campaña.

La falta de sintonía entre los ciudadanos y los políticos también es consecuencia de la falta de seriedad con la que estos han realizado su labor, descuidando la delicada labor de elegir candidatos, evitando sancionar ejemplarmente a quienes abusan de la confianza depositada, sea que cometan delitos o no y minimizando la inteligencia de los electores. Solo con un verdadero cambio de actitud de la clase política el camino al 2021 mejorará.

Leer comentarios ( )

Ir a portada