Módulos Temas Día

opinión

Editorial: Apuesta insegura

Editorial de Gestión. "Se debe buscar el consenso, pero no se puede dejar de actuar si este no se logra”.

MTPE

Cese. Una empresa de hidrocarburos cesó a 77 trabajadores con la aprobación del MTPE.

 MTPE.

CAMBIOS. Las modificaciones a la legislación laboral continúan en agenda. La ministra de Trabajo, Sylvia Cáceres, ha dejado en claro, en entrevista dada a Gestión, los puntos más importantes del esquema que desarrollará, entre los que incluye el fomento del empleo juvenil, la regulación laboral del plan de competitividad, la remuneración mínima, el sistema previsional y la seguridad social.

También ha sido enfática en mostrar el interés del Gobierno, y de su cartera en particular, por fortalecer la labor del Consejo Nacional de Trabajo (CNT), al punto que en casi todos los casos —salvo el de la remuneración mínima— afirma que las decisiones deben tomarse por consenso, es decir, las tres partes que forman parte del CNT deben expresar el voto favorable para que cualquier iniciativa sea aprobada.

Si bien resulta loable buscar la opinión de los involucrados en las políticas públicas y tratar de que las iniciativas que se planteen cuenten con el mayor apoyo posible, la realidad demuestra que esa es una apuesta difícil de ser exitosa. Tal como señalábamos ayer en esta misma columna, la búsqueda de un consenso total es imposible, y en materia laboral la experiencia es más que clara, la Ley General de Trabajo que se planteó en el año 2001 nunca pudo ver la luz porque el consenso al 100% no se dio.

Socializar las propuestas, escuchar opiniones y ajustarlas tratando de acercarlas lo más posible al interés general o de la mayoría es de aplaudir, pero finalmente lo que no debe olvidar el Ejecutivo es que gobernar implica tomar decisiones, por más que estas no sean del agrado de todos. Y aunque quiera dar otra impresión el Gabinete lo sabe, no en vano en materia de remuneración mínima la ministra Cáceres no habla de consenso, sino que indica que si el CNT no logra consensuar el mecanismo para el reajuste de la remuneración mínima, el Ejecutivo tendría que avanzar en esa definición.

La actitud que se tiene en el caso de la remuneración mínima es la correcta, se debe buscar el consenso, pero no se puede dejar de actuar si este no se logra. Por eso también es de saludar la actitud del ministro de Economía, Carlos Oliva, quien, en la edición de hoy, señala que en materia de competitividad, si es que no se logra el consenso, el Gobierno decidirá qué medida se aplicará. Esta forma de pensar debe replicarse en todos los temas y sectores.

Las reformas laborales son quizás las más importantes para avanzar en el crecimiento de la economía y paralizar el país por la falta de consenso es una apuesta insegura que solo demuestra flaqueza por parte del Ejecutivo.

Tags Relacionados:

editorial de Gestión

MTPE

Leer comentarios ( )