Módulos Temas Día

opinión

Editorial: Ánimos alicaídos 

Editorial de Gestión. "Si el Gobierno no empieza a preocuparse por la economía del país no habrá futuro al cual podamos aspirar los peruanos"

Economía peruana

Fitch Ratings prevé que la actividad económica del Perú se expandirá alrededor de 4% en el 2019 y el 2020. (Foto: AFP)

(Foto: AFP)

ECONOMÍA. El país no ha dejado de crecer, aunque la desaceleración es evidente y, tal como adelantamos ayer, el ruido político que se vive hace mella en la economía. Así lo evidencian los resultados de la última encuesta de Pulso Perú elaborada por Datum para Gestión, en el que el 51% considera que el conflicto en el proyecto Las Bambas o las revelaciones del caso Lava Jato tienen un impacto negativo en la economía. Esta percepción es mayor en el sector socioeconómico C (54.9%) y en la región sur del país (66.2%).

Es claro que el Gobierno descuida varios temas que merecen atención y soluciones concretas por otros que, si bien son importantes, se han convertido en su única preocupación. La lucha contra la corrupción, la reforma política y el enfoque de género son políticas de Estado que deben mantenerse en la agenda, pero sin desplazar a otros. “El enfoque de género es una parte irrenunciable de la política de Gobierno” ha dicho el premier y sería conveniente para el país que el Ejecutivo tenga ese mismo nivel de énfasis en temas tan vitales como la inversión pública, la inversión privada y la reforma laboral, por mencionar solo algunos.

Lo que más preocupa es que la ciudadanía no logra ver la luz al final del túnel pues un 51% se siente pesimista o muy pesimista con respecto al futuro económico del Perú, porcentaje que se incrementa en el centro del país (55.9%) o en el nivel socioeconómico D (54.6%). Este es un aspecto que la administración de Vizcarra debe valorar pues la falta de confianza repercute en el nivel de gasto, y a menos gasto menos crecimiento.

Los resultados de la encuesta le deberían hacer reflexionar al Ejecutivo sobre la necesidad de relacionarse no con la parte emotiva de los peruanos sino también con la parte racional, aquella que tiene que resolver los problemas del día a día. Por ejemplo, hace unas semanas el Gobierno informó que estudia la posibilidad de modificar el sistema de pensiones y convertir a la ONP en una AFP pública. Este tipo de propuestas que pueden tener un gran impacto deben explicarse con mayor detalle, pues sino puede suceder, como muestra la encuesta, que un 44% está en desacuerdo con el planteamiento.

El largo plazo es importante no solo para dos temas sino para varios. Si el Gobierno no empieza a preocuparse por la economía del país no habrá futuro al cual podamos aspirar los peruanos.

Leer comentarios ( )