“Aunque suene obvio, el dinero necesario para cerrar las brechas de desigualdad no crece en los árboles”.(Foto: GEC).
“Aunque suene obvio, el dinero necesario para cerrar las brechas de desigualdad no crece en los árboles”.(Foto: GEC).