Módulos Temas Día

Alternativas antes de cerrar una startup: acqui-hiring

"A fin de evitar el perjuicio a los trabajadores una alternativa es vender la startup o solo sus activos", señala Itala Bertolotti, socia del Estudio Muñiz. .

FOTO 5

FOTO 5 | Inversor Ángel, Ellos quieren ver estrategias detalladas en estos startups, pueden ser abogados ricos, médicos o de cualquier otra profesión.

(Foto: Difusión)

Por Itala Bertolotti, socia del Estudio Muñiz.

Aunque el ecosistema emprendedor peruano es relativamente joven, con cinco años de vigencia, todo emprendedor e inversionista debe tener en consideración que a nivel mundial las startups tienen una alta probabilidad de fracaso siendo proyectos de alto riesgo que podrían no dar los resultados esperados. Por ello, resulta importante conocer las razones usuales por las cuales fracasan las startups a fin de evitar llegar a una situación de declive y eventual cierre del negocio.

Según un estudio de CB Insights: The Top 20 Reasons Startups Fail, las principales razones por las cuales fracasa una startup son las siguientes:

• No existe una necesidad de mercado (42%)
• Se queda sin fondos (29%)
• No cuenta con el equipo adecuado (23%)
• Se queda afuera del mercado debido a que la competencia se adelantó (19%)
• El precio del producto o servicio no cubre los costos (18%)

A fin de evitar llegar a esta situación, los emprendedores deben analizar si su startup adolece de alguno de los problemas usuales y aprender de los ejemplos de éxito y fracaso de otras startups a nivel local e internacional para replicar sus tácticas de éxito y no repetir los mismos fallos. Ahora bien, en caso la startup no marche de acuerdo a lo planificado, existen alternativas para evitar el cierre de la misma:

1. Pivotar. Esto implica realizar cambios drásticos al modelo de negocio si este no funciona o no interesa al mercado. El pivoting es común en las startups ya que mediante el mismo buscan reinventarse buscando la validación del modelo de negocio lo cual puede permitir que salga adelante.

2. Según la razón que esté llevando a que la startup se aleje de sus objetivos, otras opciones para reflotar el negocio son: i) realizar una ronda de financiamiento para lo cual debe tenerse en consideración que los inversionistas tales como venture capital (VC) son cautos respecto a realizar continuas rondas de financiamiento ya que un VC espera retorno a su inversión; ii) negociar pago de deudas, iii) cambiar al equipo clave estableciendo mecanismos de permanencia del mismo (vesting), entre otros.

3. Si las opciones indicadas no funcionan, la startup deberá cerrar vía: i) disolución, liquidación y extinción o ii) procedimiento concursal ante el Indecopi. Sin embargo, a fin de evitar o reducir el perjuicio a los inversionistas, personal y proveedores de la startup así como la reputación del propio emprendedor, una alternativa es vender la startup o solo sus activos. Forma parte de esta alternativa, el acqui-hiring o talent adquisition, el cual consiste en adquirir una empresa debido al interés en su equipo emprendedor (key person) y no por los productos o servicios ofrecidos por la startup, la cual muchas veces es cerrada luego de ejecutar el acqui-hiring.

El acqui-hiring es usual en las empresas de tecnología (tech startups) siendo Facebook, Google, Yahoo y Twitter las empresas con mayor número de acqui-hiring en los últimos años. Recientemente, Facebook ha contratado al equipo de Vidpresso, una startup de videos interactivos sumándose ello a la contratación del equipo de otras, como Parakey (empresa fundada por Blake Ross y Joe Hewitt, cofundadores a su vez de Firefox, la cual fue adquirida por Facebook en el año 2007. Ross y Hewitt se unieron a Facebook como parte de la adquisición), Nexstop (empresa fundada por Carl Sjogreen Adrian y Graham la cual fue adquirida por Facebook en el año 2010. Los empleados se unieron a Facebook con la adquisición de la mayor parte de los activos de Nextstop), Gowalla (empresa fundada por Josh Williams y Scott Raymond, fue adquirida por Facebook en el año 2012), FriendFeed (empresa fundada por exempleados de Google Inc., fue adquirida por Facebook en el año 2009. Doce empleados se unieron a Facebook y los fundadores del sitio se encargaron de funciones clave dentro de su estructura), HotPotato, Eyegroove, entre otras. Con ello Facebook no solo apostó por la adquisición de la tecnología desarrollada por algunas startups que se encontraban en una situación desfavorable, sino que también incluyó al equipo desarrollador como piezas clave.

La principal diferencia entre una adquisición tradicional y el acqui-hiring es el objetivo buscado. En una adquisición tradicional se busca adquirir el servicio o producto de la startup debido al valor que tiene para el negocio. Mediante un acqui-hiring el valor del negocio está en el equipo emprendedor clave el cual tiene un mayor valor que la propia startup debido a que el número de personas calificadas para trabajar en una industria especializada como la tecnológica es pequeña (CTO, ingenieros, entre otros) y las empresas buscan conseguir a los mejores talentos del mercado.

La estructuración de una operación de acqui-hiring tiene en consideración básicamente el valor de cada empleado estableciendo un monto por cada uno, potenciales efectos tributarios, asegurar el pago de deudas a terceros, entre otros; por ello, es importante que todo emprendedor considere los aspectos legales que permitan terminar de una forma ordenada y eficiente su startup siendo el acqui-hiring una alternativa en caso la startup posea personal con talento y habilidades técnicas escasas en el mercado.

Tags Relacionados:

start ups

Estudio Muñiz

Leer comentarios ( )