Módulos Temas Día

La salvación de los centros comerciales británicos está fallando

“La comida no es la solución para la mayoría de los propietarios. La saturación se dio porque se están abriendo demasiados restaurantes en shoppings”, opina el propietario de una cadena de restaurantes.

centros comerciales

centros comerciales

A medida que se intensificaba la competencia de nombres como Amazon.com Inc. y Asos Plc, los dueños de shoppings en el Reino Unido recurrieron a la alimentación para no perder relevancia. (Foto: Bloomberg)

La cadena de restaurantes de Stephen Wall, Pho, es el tipo de inquilino que a los propietarios de centros comerciales les encantaría atraer. El menú vietnamita marca tendencia, la empresa se está expandiendo y —mejor todavía— cuenta con antecedentes de éxito en shoppings.

Sin embargo, Wall cree que restaurantes como el suyo no serán los salvadores de shoppings que padecen el auge del comercio minorista por internet y la adicción a los celulares.

“La comida no es la solución para la mayoría de los propietarios. La saturación se dio porque se están abriendo demasiados restaurantes en shoppings”, dijo Wall, que fundó la cadena británica con su esposa, Jules, en el 2005. “Los operadores están poniéndose recelosos”.

A medida que se intensificaba la competencia de nombres como Amazon.com Inc. y Asos Plc, los dueños de shoppings en el Reino Unido recurrieron a la alimentación para no perder relevancia. La gente iba a los restaurantes a comer, compraba ropa en las tiendas mientras estaba ahí y ese gasto extra permitía a los propietarios subir los alquileres. Un sencillo círculo virtuoso.

Estos últimos 12 meses, por el contrario, los operadores de alimentos y bebidas fueron perjudicados por una combinación entre una expansión veloz y una desaceleración del gasto en consumo. Un flujo de inversiones de capital privado en restaurantes hizo que algunas cadenas abrieran demasiados locales que no están cubriendo sus pérdidas.

Nombres populares como Gourmet Burger Kitchen, el local de pastas Carluccio’s y la cadena Jamie Oliver —con frecuencia presentes en grandes shoppings como Westfield y Bluewater, cerca de Londres, o el Trafford Centre de Manchester— son algunos de los que sufren. En todo el país, el número de restaurantes insolventes aumentó 24% el año pasado en relación con el 2017.

Problemas
Una mezcla entre más competencia, un alza de los costos de los alimentos provocada por la debilidad de la libra esterlina tras el referéndum del Brexit y un impuesto del Gobierno sobre el aprendizaje de oficios perjudicaron a los operadores. Además, muchas de las marcas son muy parecidas y los consumidores no logran distinguirlas en nada salvo los precios, según James Child, analista de comercio minorista de EG.

Los propietarios que todavía esperen que los operadores de alimentos los ayuden probablemente se decepcionen. Los operadores de alimentos y bebidas ocuparon el 13% del nuevo espacio para alquilar en los shoppings en el 2018, el nivel más bajo en por lo menos seis años, de acuerdo con Radius Data Exchange.

Un año antes, la tasa era del 20%. Se trata de un declive mucho más acentuado que el del mercado minorista general, donde las empresas de alimentos y bebidas ocuparon el 23% del nuevo espacio para alquilar en el 2018, unos tres puntos porcentuales menos que en el 2017.

Los propietarios de shoppings harían bien en dar un paso atrás e inspirarse en otros tipos de lugares, dijo Sue Munden, analista de Bloomberg Intelligence.

“Uno de los problemas es que los propietarios no se preocuparon demasiado por la selección del espacio”, dijo Munden. “Mezclar ofertas de inspiración local con algunas marcas conocidas podría ser una estrategia más exitosa”.

Tags Relacionados:

Centros comerciales

Reino Unido

Leer comentarios ( )