El programa REI funcionará a través de los bancos multilaterales de desarrollo para ofrecer a los países participantes un conjunto de instrumentos financieros y asistencia técnica.
El programa REI funcionará a través de los bancos multilaterales de desarrollo para ofrecer a los países participantes un conjunto de instrumentos financieros y asistencia técnica.

Colombia, Ucrania, Fiyi, Kenia y Mali serán los primeros países que participarán de un programa de inversión que tiene como objetivo ayudar a los países en desarrollo a transformar sus redes eléctricas para transportar niveles crecientes de energía renovable.

Los Fondos de Inversión en el Clima (FIC), creados por las mayores economías del mundo en el 2008 para ayudar a los países en desarrollo a acelerar su transición a una economía con bajas emisiones de carbono, dijeron que su nueva iniciativa ayudaría a esos países a superar la enorme brecha de inversiones necesarias para integrar las fuentes de energía renovables.

Los expertos estiman que las inversiones mundiales en infraestructuras tendrán que aumentar hasta los US$ 820,000 millones anuales de aquí al 2030 para facilitar la descarbonización de los sistemas eléctricos y ayudar a renovar o sustituir las infraestructuras existentes para que puedan integrar las energías alternativas.

Los sistemas eléctricos de muchos países en vías de desarrollo no están equipados hoy para asumir tanta capacidad de energía renovable”, dijo a Reuters la directora de los FIC, Mafalda Duarte, en la cumbre climática COP26.

Nuestras redes no estarán preparadas para un futuro de energía limpia a menos que podamos desbloquear una inversión significativamente mayor en sistemas energéticos adecuados”, añadió Duarte.

La funcionaria dijo que los inversores consideraban esta cuestión como una importante barrera para destinar fondos a energías renovables. “Si no se pueden integrar en los sistemas de energía, no tiene sentido generar toda esa energía”, afirmó.

Duarte dijo que Brasil, Costa Rica, India, Indonesia y Turquía eran países prioritarios para las siguientes fases del programa de Integración de Energías Renovables (REI, por su sigla en inglés).

El programa REI funcionará a través de los bancos multilaterales de desarrollo para ofrecer a los países participantes un conjunto de instrumentos financieros y asistencia técnica.

Los planes para la integración de las energías renovables fueron aprobados a principios de este año por el Grupo de las Siete Economías Avanzadas (G7), y cuentan con el apoyo de compromisos financieros de los Países Bajos, Reino Unido y Suiza.

El nuevo programa apoyará las medidas de flexibilidad de la red, tanto en el lado de la oferta como en el de la demanda, mediante la ampliación de las tecnologías que permiten las energías renovables y la mejora de la preparación de la infraestructura energética para las energías renovables.

También apoyará modelos empresariales innovadores y mejorará el diseño del sistema eléctrico y del mercado.

TAGS RELACIONADOS