Módulos Temas Día

Puertos belgas ya toman recaudos en preparación para Brexit

El Brexit es el último episodio de una relación en ocasiones conflictiva del puerto de Amberes con el Reino Unido, dado que debe gran parte de su primer desarrollo a Napoleón, que planeaba convertirlo en base de una invasión a Inglaterra que nunca se produjo.

Amberes

Puerto de Amberes, Bélgica. (Foto: Bloomberg)

Puerto de Amberes, Bélgica. (Foto: Bloomberg)

Las ondas del Brexit ya llegan al puerto de Amberes. El puerto belga experimentó una declinación de 5% del comercio con el Reino Unido en el 2017, el primer retroceso en cinco años. En ese contexto, Amberes –que Napoleón describió como una “pistola apuntada al corazón de Inglaterra”- busca un representante en las zonas industriales británicas.

“Investigamos, hablamos con empresas y determinamos que la incertidumbre en torno al Brexit es un gran problema”, dijo Luc Arnouts, el director de Redes y Relaciones Internacionales del puerto. Esas conversaciones también “nos dieron la idea de que el Brexit podría ser una oportunidad tanto como un peligro”.

El Brexit es el último episodio de una relación en ocasiones conflictiva del puerto con el Reino Unido, dado que debe gran parte de su primer desarrollo a Napoleón, que planeaba convertirlo en base de una invasión a Inglaterra que nunca se produjo. Ahora, junto con otros puertos de la región, estará en la primera línea del Brexit, teniendo en cuenta que alrededor de la mitad del comercio británico es con la Unión Europea y que buena parte de éste se hace a través de puertos como Amberes.

Doce meses después de que el Reino Unido activara el proceso de dos años de retirada de la UE, las partes aún no han abordado de lleno las conversaciones comerciales. No obstante, la Organización Europea de Puertos Marítimos (ESPO por la sigla en inglés) detalla las implicaciones de la separación.

Se corre el riesgo de que el Brexit “convierta los puertos en cuellos de botella”, dijo en un informe de marzo. “La gran cantidad de productos que intercambian la UE y el Reino Unido podría quedar detenida en los puertos y en las rutas de acceso a los puertos, lo que derivaría en una congestión en o alrededor de esos puertos”, señaló.

Diferentes abordajes
A unos 80 kilómetros (50 millas) de Amberes, los funcionarios del puerto de Rotterdam estiman que los controles adicionales producto del Brexit podrían llevar uno a dos minutos por camión. Si se multiplica eso por entre 200 y 400 camiones por transbordador, las demoras podrían llegar a entre 3.5 y 13 horas y crearse hileras de 200 camiones que se extenderían unos 4 kilómetros (2.5 millas).

Sin embargo, en lo que respecta a los preparativos, los puertos abordan las cosas de formas muy diferentes. Rotterdam se prepara para el peor resultado posible, dijo a la prensa en febrero su máximo responsable, Allard Castelein.

“Nos prepararemos para las posibles implicaciones de un Brexit que, me temo, podrían ser muy importantes”, dijo Castelein. “Los contenedores, el sector agrícola, todo eso es en extremo vulnerable”.

Castelein, por ejemplo, estima que harán falta unos 90 veterinarios adicionales para el control de los animales. Pero no es fácil encontrar veterinarios, lo que lleva a Rotterdam a solicitar que se permita que personal menos calificado realice algunos de los controles.

Leer comentarios ( )

Ir a portada