Módulos Temas Día

Perspectivas de cambio impulsan los bonos de Venezuela a máximos desde el 2017

"Por primera vez, existe la sensación de que hay presión tanto fuera como dentro del país", dijo David Nietlispach, de Pala Asset Management, cuya firma posee tanto bonos soberanos como de Petróleos de Venezuela ( PDVSA).

Venezuela001

Foto 2 | Esas medidas prohíben a ciudadanos y empresas estadounidense transar bonos de Venezuela y su petrolera PDVSA, justo cuando el mandatario busca renegociar la deuda externa, de unos US$ 150,000 millones.

El país sudamericano miembro de la OPEP tiene las reservas de petróleo más grandes del mundo y es un proveedor importante de las refinerías de Estados Unidos.

Los bonos en dólares del gobierno venezolano y de la petrolera estatal PDVSA alcanzaban el jueves su nivel más alto desde 2017, luego de que el respaldo de Estados Unidos al líder opositor Juan Guaidó alentó expectativas de cambio en un país sumido en una crisis.

Guaidó se proclamó presidente interino el miércoles y consiguió el respaldo de Washington y gran parte de América Latina, lo que llevó al socialista Nicolás Maduro, presidente del país desde 2013, a romper relaciones con Estados Unidos.

El país sudamericano miembro de la OPEP tiene las reservas de petróleo más grandes del mundo y es un proveedor importante de las refinerías de Estados Unidos, pero está hundido en una recesión por mala gestión y una hiperinflación que este año puede alcanzar un récord de 10 millones por ciento.

El gobierno de Maduro comenzó en el 2017 a detener gradualmente los pagos de intereses de unos 50,000 millones de dólares de deuda que se negocia en los mercados, en un esfuerzo por ahorrar dólares para apoyar a la economía.

Muchos de los bonos soberanos de Venezuela se han transado a menos de la mitad de su valor nominal desde fines del 2014, ya que los inversores se han resignado al hecho de que gran parte del dinero que prestaron a Caracas no les será devuelto.

"Por primera vez, existe la sensación de que hay presión tanto fuera como dentro del país", dijo David Nietlispach, de Pala Asset Management, cuya firma posee tanto bonos soberanos como de Petróleos de Venezuela (PDVSA).

"Es un paso enorme si los estadounidenses ya no reconocen al gobierno (...) Además de eso, parece que tenemos un candidato que parece poder unir a la oposición", añadió.

Por su parte, Turquía y Rusia expresaron su apoyo a Maduro.

Sin embargo, el impulso hizo que el bono venezolano de 2024 dólares subiera otros 0.5 centavos antes de estabilizarse, luego de haber ganado más de 4 centavos el miércoles.

El bono PDVSA 2035 sumó 1.5 centavos para alcanzar su nivel más alto en nueve meses antes de las operaciones en Estados Unidos y Venezuela.

A pesar del alza de los bonos de los últimos días, pocos inversores con experiencia en Venezuela esperan una resolución en un futuro próximo. El asunto es cuánto pagará cualquier nuevo gobierno porque habrá que abordar problemas mucho más acuciantes, por ejemplo, garantizar que la población vuelva a tener suficientes alimentos y medicinas.

"No habrá una reestructuración de deuda de Venezuela hasta que haya un cambio de régimen, eso parece claro", dijo el experto en reestructuración de deuda soberana Lee Buchheit de Cleary Gottlieb.

Una vez que haya un cambio y se establezca un gobierno aceptable para Estados Unidos y otros países, la prioridad sería abordar la situación humanitaria y luego reinvertir en la infraestructura petrolera en decadencia, que requiere grandes sumas de dinero, añadió Buchheit.

Peter Kisler, de North Asset Management, cuya firma compró más bonos venezolanos hace unos seis meses, dijo que el mejor escenario era que las cosas comiencen a moverse en aproximadamente un año. Sin embargo, podría demorar más y es posible que los inversores no recuperen todo su dinero.

"Nuestra impresión general es que 30 a 40 centavos será la recuperación final. El problema es que ahora estamos llegando a ese punto y todavía no estamos seguros de que él (Maduro) se vaya", dijo.

Leer comentarios ( )