Módulos Temas Día

Operadores británicos vuelan los dientes a Huawei

El Reino Unido aún no llega al punto de vetar completamente a Huawei, pese a los esfuerzos estadounidenses para convencer a los británicos.

Huawei

Huawei

Huawei en Reino Unido.

En lo que respecta a los smartphones con 5G, Gran Bretaña es un barómetro bastante decente: es uno de solo cinco países que actualmente despliegan la nueva tecnología móvil.

Así que la decisión de BT Group, antiguo operador nacional del Reino Unido, de no ofrecer equipos 5G fabricados por Huawei es un mal augurio para las aspiraciones de la atribulada empresa china de telecomunicaciones. Lo propio hizo el operador móvil Vodafone.

También es revelador que de estos cinco países pioneros en 5G, que incluyen a EE.UU., China, Suiza y Corea del Sur, uno esperaría que Gran Bretaña fuese el más neutral sobre la venta de dispositivos de Huawei.

El Reino Unido aún no llega al punto de vetar completamente a Huawei, pese a los esfuerzos estadounidenses para convencer a los británicos. De todas formas, la decisión de BT es una consecuencia directa de la prohibición que decretó EE.UU. la semana pasada, en virtud de la cual las empresas estadounidenses no pueden proveer componentes a la firma china.

Lo crucial es que el veto se extiende a Google de Alphabet, cuyo sistema operativo Android está en todos los teléfonos de Huawei. Es por eso que BT no quiere tomar el riesgo de ofrecer equipos que puedan no contar con software 100% funcional.

La prohibición de la semana pasada no parece extenderse a los teléfonos ya disponibles de Huawei, o aquellos que han sido anunciados, pero ha dejado a operadores móviles como BT y Vodafone con problemas para dilucidar si esos equipos se pueden actualizar y si otros servicios de Alphabet como Google Maps y Google Play Store seguirán teniendo respaldo en los dispositivos.

Lo último que un operador telefónico necesita es un consumidor disgustado que vuelve tras un par de meses y exige una devolución porque su smartphone no funciona como se prometía.

Desde luego, el daño producto del veto estadounidense es más inmediatamente significativo para los lucrativos planes de Huawei orientados a construir redes 5G que para sus ambiciones ligadas a los smartphones, aunque estas últimas se volverán más importantes.

Deloitte espera que se vendan solo un millón de teléfonos con 5G en 2019 de las ventas proyectadas de 1.500 millones de dispositivos. Esa cifra subirá hasta 20 millones de unidades el próximo año, aunque ese número representa solo el 1% del total.

No obstante, es otra oportunidad para que rivales le quiten participación de mercado a la empresa china. Es más probable que eso beneficie a competidores de segundo nivel como LG, en donde incluso pequeños incrementos de las ventas marcan la diferencia.

Swisscom tenía previsto presentar el Mate X de Huawei con 5G en el tercer trimestre. Cabe preguntarse si avanzará con ese plan. Se trata de un verdadero puntapié en los dientes para Huawei en momentos en que aspira a convertirse en una marca que compita con Apple y Samsung.

Por Alex Webb

Esta columna no necesariamente refleja la opinión de la junta editorial o de Bloomberg LP y sus dueños.

Tags Relacionados:

Huawei

Reino Unido

Leer comentarios ( )