Durante toda la pandemia, México ha recibido el impulso de una fuerte demanda de Estados Unidos, que ayudó a que las empresas reabrieran rápidamente y se expandieran en el corazón manufacturero del país: su frontera norte.
Durante toda la pandemia, México ha recibido el impulso de una fuerte demanda de Estados Unidos, que ayudó a que las empresas reabrieran rápidamente y se expandieran en el corazón manufacturero del país: su frontera norte.