Módulos Temas Día

En México, ser periodista significa caminar al filo de la muerte

Los altos índices de violencia e impunidad hacen de México uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo, lo que lleva a algunos profesionales a guardar silencio.

En México, ser periodista significa caminar al filo de la muerte

(Foto / Video: AFP)

Los altos índices de violencia e impunidad hacen de México uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo, lo que lleva a algunos profesionales a guardar silencio, según varios testimonios recabados por la agencia AFP.

Además, los esfuerzos gubernamentales para proteger a los periodistas que han sido amenazados o han tenido que cambiar de lugar de residencia "han sido insuficientes", denunció Balbina Flores, representante en México de la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF).

El hecho de que cuatro periodistas que estaban bajo el gubernamental Mecanismo de Protección de Periodistas "hayan sido asesinados es un indicio de eso", apuntó Flores.

La organización de defensa de la libertad de prensa Artículo 19 denunció en su informe 2018 que el 99% de los casos de los más de 100 periodistas asesinados en México desde 2000 continúan impunes.

La ONG califica a México como uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo, y el más riesgoso en América Latina .

En lo que va del gobierno del presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador (AMLO ), que asumió el 1 de diciembre pasado, han sido asesinados cuatro periodistas, tres de ellos en 2019, de acuerdo con el recuento de RSF.

Hérika Martínez Prado, fotógrafa, reportera y camarógrafa de 36 años, asentada en Ciudad Juárez, Chihuahua, afirma que existe una "naturalización de la violencia".

"Un riesgo que yo veo es que cuando vivimos en una ciudad violenta como ésta no nos damos cuenta del riesgo de alguna forma, no deberíamos de hacerlo pero lo naturalizamos. Entonces tenemos que estar bien pendientes de las medidas de seguridad", indica.

"Es un ambiente muy tenso. Es cobertura constante del dolor. Por ejemplo, las víctimas de feminicidio que fueron encontradas en el Valle de Juárez, son casos que yo llevé desde que desaparecieron (las chicas) y de pronto ir sabiendo que fueron encontrados sus restos, que ni siquiera fueron encontrados los restos completos, que en algunos casos solo encontraron 10 cm del cráneo (...) sí ha habido algunos casos en los que te quiebras" añade Martínez.

Leer comentarios ( )