Módulos Temas Día

¿Meghan Markle y fútbol? El sueño minorista en el Reino Unido

A los minoristas en el Reino Unido les encantaría que la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle el sábado mejore el estado de ánimo nacional y estimule el gasto.

Reino Unido

Reino Unido

Reino Unido

Tres instituciones británicas: la familia real, el fútbol y el clima. Solo una garantizará que los británicos en apuros abran sus billeteras.

A los minoristas les encantaría que la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle el sábado mejore el estado de ánimo nacional y estimule el gasto. El evento podría generar 93.1 millones de libras (US$ 125.8 millones) en gasto adicional en todo el Reino Unido este mes, de acuerdo con Springboard, que sigue las cifras de compras.

Incluso podría haber un efecto dominó de cualquier alegría recién descubierta y un posible repunte de visitantes extranjeros, que podría significar otros 102.4 millones de libras en ventas adicionales hasta agosto.

La ceremonia comienza al mediodía. Pero no termina ahí. A las 5:15 p.m., el Chelsea y el Manchester United jugarán la final de la Copa FA.

Los dos eventos podrían traer consigo fiestas callejeras y barbacoas. Y eso significa una gran demanda de comida y bebida. La atmósfera festiva podría extenderse durante gran parte del verano ya que la Copa del Mundo comienza el 14 de junio y dura hasta la final que se juega el 15 de julio.

Esto no podría llegar en un mejor momento para todo tipo de minoristas británicos. Después de un débil inicio de año, las atribuladas tiendas necesitan toda la ayuda que puedan obtener, y si las estrellas se alinean para una buena racha de ventas podrían salvar a las que están en una situación realmente desesperada.

Para las tiendas de comestibles, la carne fresca y las ensaladas tienen un margen mayor que la comida envasada. Un trago para brindar por la feliz pareja también puede beneficiar las ganancias. Si bien los paquetes estándar de cerveza o licores dejan pocos beneficios, los vinos y las cervezas artesanales tienen mayores márgenes.

También es posible que las familias que se reúnan para ver la boda salgan a comer después, un estímulo para el sector de comida informal. Los pubs, que han tenido más clientela que los restaurantes, podrían beneficiarse de los dos eventos; el gobierno les permite permanecer abiertos hasta la 1 a.m. la noche del viernes y el sábado.

Y los británicos podrían comprar trajes nuevos para vestir en las fiestas callejeras. Next Plc descubrió que eso ocurrió en la víspera de la boda del Príncipe William y Kate Middleton en 2011.

Por supuesto, están esos productos especiales en conmemoración de la boda real que lanzan los minoristas, como la copia de Wm Morrison Supermarkets Plc del pastel de limón y saúco de la feliz pareja, que es fabricado en sus tiendas y se vende por 7 libras. Marks & Spencer Group Plc incluso cambiará su nombre durante el fin de semana a Markle & Sparkle.

Los eventos del sábado no siempre son una manera fácil de ganar dinero rápido, y no todas las compañías participarán. No se repetirán los gnomos de jardín conmemorativos de B&Q. Fueron producidos para la última boda real y el Jubileo de Diamante de la Reina en 2012, pero tal vez esta división de mejoras para el hogar de Kingfisher Plc no ha olvidado su experiencia con la Copa del Mundo de 2014, cuando los gnomos con los colores de Inglaterra no se vendieron.

De todos modos, puede que los artículos no calcen con los esfuerzos de la máxima ejecutiva, Veronique Laury, para optimizar la gama de productos.

Sin embargo, los minoristas solo verán un gran beneficio si el sol brilla. Según el pronóstico, las temperaturas serán razonablemente cálidas el sábado. Pero si las predicciones resultan ser incorrectas, y el día es más frío o más húmedo de lo esperado, todo podría terminar siendo un fiasco.

Apostar a la Copa del Mundo para mejorar las cosas también es difícil. No hay mucha diferencia de horas entre el Reino Unido y Rusia, por lo que muchos de los partidos pueden transmitirse por la noche.

Eso es bueno para los pubs, y para los supermercados, ya que los fanáticos del fútbol que ven los partidos tienen tiempo para llegar a casa del trabajo e ir al supermercado antes de sentarse en el sofá. Y no nos olvidemos de todos esos televisores de pantalla plana que se pueden comprar antes de tiempo.

Estos beneficios no están garantizados. Dependen significativamente del tiempo que Inglaterra esté en el torneo. B&Q atribuyó a la salida anticipada del equipo del Mundial de 2014 todos esos artículos que no se vendieron.

Los minoristas y las cadenas de restaurantes que han estado presionados pueden desear que todos los próximos eventos estimulen el gasto. Pero sin las condiciones adecuadas –particularmente un clima favorable– las celebraciones de verano podrían terminar siendo un chiste de gnomo.

Por Andrea Felsted

Esta columna no necesariamente refleja la opinión de la junta editorial o de Bloomberg LP y sus dueños.

Leer comentarios ( )

Ir a portada