Módulos Temas Día

Lujo a bajo costo atrae turistas a Argentina tras caída del peso

El peso argentino ha perdido cerca del 50% de su valor frente al dólar este año, la mayor caída en los mercados emergentes.

Argentina

Argentina

En el tercer trimestre de este año, el número de turistas que llegó a Argentina a través de los aeropuertos aumentó casi un 10%.

Desde Buenos Aires a Bariloche, los viajeros están aprovechando la moneda barata de Argentina mientras el país acapara los titulares como un destino que hay que visitar.

El peso ha perdido cerca del 50% de su valor frente al dólar este año, la mayor caída en los mercados emergentes. Esa pérdida se ha convertido en una ganancia para los turistas, convirtiendo lujos como filetes de vacuno alimentado con pasto y vino de clase mundial en gangas para los trotamundos con billetes verdes.

Aunque la crisis monetaria del país ha causado estragos a los ciudadanos argentinos comunes, contribuyó a generar un aumento del 12% en la llegada de turistas extranjeros en setiembre, el tercer mes consecutivo de aumentos interanuales, según estadísticas del gobierno.

En el tercer trimestre de este año, el número de turistas que llegó a través de los aeropuertos aumentó casi un 10%.

Los expertos en viajes dicen que, para los turistas, la caída del peso proporciona más diversión sin ningún riesgo. La vida en Buenos Aires sigue siendo bastante pacífica, especialmente en comparación con otras ciudades sudamericanas como Caracas y Río de Janeiro que han sido las más afectadas por las recientes crisis económicas.

"Es un escenario de ‘lujo por menos’ para los viajeros que consideran Argentina en este momento", señaló Pauline Frommer, directora editorial de Frommer’s, la firma de guías de viaje. Los viajeros "están viendo a Argentina como un país mucho menos costoso para visitar y no ven ninguna de las banderas rojas que a menudo se asocian a la inestabilidad económica".

Filetes baratos
Para los turistas, las ventajas de un peso más débil son claras en Don Julio, uno de los mejores restaurantes de carnes del mundo. El bife de costilla (T-bone) de 800 gramos, uno de los cortes más caros del menú, cuesta 975 pesos, el equivalente a solo US$ 27.

En comparación, Keens Steakhouse en Nueva York cobra US$ 59 por un bife de costilla de 700 gramos. A la vuelta de la esquina de Don Julio, una botella de vino malbec Rutini, una marca líder en el país, cuesta 440 pesos (US$ 12) en un supermercado local.

"Es genial para mí", comentó Michael Kowalski, de 52 años, de Minneapolis, parado afuera de Don Julio. Dijo que había tenido excelentes cenas en Buenos Aires por 700 pesos. "Con esa misma cantidad de dólares estadounidenses en las Ciudades Gemelas no te alcanzaría para nada".

Más aumentos
Hay indicios de nuevos aumentos en el turismo extranjero a medida que Argentina se prepara para el popular verano del hemisferio sur. Airbnb espera un aumento del 60% en las llegadas de huéspedes internacionales en base a las reservas realizadas entre agosto y octubre en comparación con el mismo período del año anterior, según una portavoz.

En los últimos seis meses, el sitio web de reservas de viajes Hopper registró un aumento del 56% en las búsquedas de vuelos a Argentina. Kayak, otro popular sitio de viajes, también ha registrado un incremento de dos dígitos este año en las búsquedas de vuelos y hoteles.

El mayor interés se produce cuando Argentina gana elogios como uno de los principales destinos de viajes en el 2019. Lonely Planet nombró a la nación como uno de sus destinos de "mejor valor" en todo el mundo para el próximo año. El Wall Street Journal recientemente designó a Salta, Argentina, como el lugar más fascinante para visitar en el 2019.

Otro factor que atrae a los extranjeros es la llegada de líneas aéreas de bajo costo. El gobierno eliminó regulaciones este año que abrieron paso a la llegada de Norwegian Airlines, que recientemente comenzó rutas internacionales y nacionales dentro de Argentina con vuelos desde US$ 18.

Steph Darley sabe que al menos extrañará una cosa cuando vuelva a Sídney, Australia, en marzo próximo tras estudiar un año en la capital argentina.

"Definitivamente voy a extrañar los precios", dijo Darley, de 21 años, afuera de Don Julio en Buenos Aires. Estos precios son como una salida de bajo presupuesto en Sídney, pero este es un restaurante superior aquí".

Leer comentarios ( )

Ir a portada