Módulos Temas Día

López Obrador y la prensa, una relación plagada de claroscuros

López Obrador no duda en señalar desde su estrado aquellas cabeceras, redactores o columnistas que han publicado algo que no le gusta.

Andrés Manuel López Obrador - AMLO- y la prensa

Andrés Manuel López Obrador - AMLO- y la prensa

Andrés Manuel López Obrador mantiene una relación espinosa con la prensa mexicana. (Foto: EFE)

(Foto: EFE)

"Prensa fifí", sean "prudentes" o "fuera máscaras" son algunas de las perlas que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dedica a los reporteros en sus conferencias de prensa, que se han convertido en un sermón diario de cómo los periodistas deben hacer su trabajo.

México conmemora este viernes el Día Mundial de la Libertad de Prensa constatando que la llegada al poder del político izquierdista no ha logrado mitigar la violencia contra periodistas, que se sienten desprotegidos ante los reproches del presidente contra la prensa crítica con su gobierno.

Al asumir la Presidencia el 1 de diciembre, López Obrador instauró ruedas de prensa diarias, algo inédito en un presidente mexicano, y prometió combatir los crímenes contra periodistas en México, uno de los países más peligrosos para informar.

Pero en estos cinco meses de gobierno, los rifirrafes del presidente con los medios han ido en aumento y López Obrador no duda en señalar desde su estrado aquellas cabeceras, redactores o columnistas que han publicado algo que no le gusta.

"Yo creo que hay muchos claroscuros, más oscuros que claros", cuenta a Efe Juan Manuel Ortega, experto en comunicación del Tecnológico de Monterrey, sobre la relación del presidente con la prensa.

Por un lado, ve positivo que "por primera vez el presidente está dispuesto a ser cuestionado por los medios" pero, a su vez, detecta "elementos preocupantes en su discurso" como "amenazas veladas sobre el trabajo de algunos periodistas".

El mandatario, que buscó la Presidencia del país durante más de una década, sostiene que a diferencia de los anteriores gobiernos, el suyo respeta "la crítica y el derecho a disentir".

"Que se pueda ejercer el periodismos sin miedos, sin amenazas y evitar todo tipo de censura", es, según dice, uno de los objetivos de su obra de gobierno, conocida como "la cuarta transformación" de México.

Pero a la vez, López Obrador sostiene que el Gobierno "tiene derecho a la réplica", una excusa que utiliza para criticar a los medios de comunicación conservadores, a los que tacha de "prensa fifí".

Ana Ruelas, directora de la organización de periodistas Artículo 19, sostiene en entrevista a Efe que los funcionarios tienen derecho a la réplica para dar "información plural y objetiva" pero no para "descalificar a la prensa".

"Tiene derecho a proponer una contranarrativa a la que proponen los medios para que los ciudadanos tengamos más información, pero no a través del estigma", advierte la periodista.

La polémica más sonada de López Obrador con la prensa tuvo lugar el pasado 15 de abril, tras mantener una tensa conversación con un periodista que cuestionaba sus cifras sobre violencia en el país.

"Creo que ustedes no solo son buenos periodistas, son prudentes, porque aquí les están viendo. Y si ustedes se pasan pues ya saben lo que sucede, ¿no? Pero no soy yo, es la gente. No es conmigo, es con los ciudadanos", apuntó el presidente, en lo que se interpretó como una velada amenaza.

El presidente "promueve una narrativa en la cual hay una prensa buena, que es la que está con el Gobierno, y una prensa mala, que es la que atenta contra el desarrollo de la cuarta transformación", reprocha Ruelas.

La directora de Artículo 19 lo considera "lamentable" porque México es "un país muy peligroso para ejercer el periodismo" y la "criminalización de la prensa aumenta su vulnerabilidad".

En lo que va de presidencia de López Obrador, al menos ocho informadores han sido asesinados. El último fue Telésforo Santiago, fundador de una radio comunitaria, quien fue muerto a balazos este jueves.

Durante el mandato del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) se cometieron 47 asesinatos de periodistas en México, de los cuales nueve fueron en el 2018, de un total de 2,347 agresiones contra los medios de comunicación.

"Los grupos criminales siguen afectando de manera preocupante el trabajo de los periodistas en muchas regiones y no vemos claridad de cómo el Gobierno quiere enfrentar esta situación", dice Ortega.

El experto del Tecnológico de Monterrey advierte de que el problema de la violencia contra los periodistas no se puede resolver con militares, sino combatiendo la impunidad.

"Es un tema de Estado de derecho. En este país puedes matar y no pasa nada", lamenta.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) informó este viernes en un comunicado que 90% de los delitos de homicidio, desaparición y atentados contra periodistas y medios de comunicación quedan impunes.

Leer comentarios ( )