Módulos Temas Día

Nicolás Maduro dice desbarató plan golpista y acusa a Iván Duque de "promotor"

El Ministerio de Información de Venezuela anunció que un grupo de ex militares de las Fuerzas Armadas organizó el golpe de Estado durante 14 meses. Planeaban un ataque violento y el asesinato de líderes chavistas incluido Nicolás Maduro.

Venezuela, Nicolás Maduro, Iván Duque

El régimen de Nicolás Maduro acusó que el plan golpista pretendía colocar en el poder al general Raúl Baduel, un antiguo aliado del chavismo preso desde 2009 acusado por corrupción. (Foto: AFP)

El régimen de Nicolás Maduro acusó que el plan golpista pretendía colocar en el poder al general Raúl Baduel, un antiguo aliado del chavismo preso desde 2009 acusado por corrupción. (Foto: AFP)

El régimen de Nicolás Maduro acusó que el plan golpista pretendía colocar en el poder al general Raúl Baduel, un antiguo aliado del chavismo preso desde 2009 acusado por corrupción. (Foto: AFP)

Caracas. El régimen ilegítimo de Nicolás Maduro dijo este miércoles que desbarató un plan de golpe de Estado que se desarrollaría los pasados días 23 y 24, tras 14 meses de planificación, y acusó al presidente colombiano, Iván Duque, de ser promotor de estas acciones por las que ya hay varios detenidos en Venezuela.

El ministro de información venezolano, Jorge Rodríguez, dijo en una alocución televisada que un grupo de ex militares de las Fuerzas Armadas planeó durante 14 meses la toma del poder por vías violentas, así como el asesinato de los principales líderes del chavismo, entre ellos el gobernante Nicolás Maduro.

De acuerdo con Rodríguez, en estas acciones, coordinadas desde República Dominicana por el ex militar venezolano Eduardo José Báez Torrealba, participarían combatientes israelíes, estadounidenses y colombianos, quienes integrarían 3 grupos encargados de asesinar a la plana mayor del régimen de Maduro.

Explicó que la rebelión, para la cual se habían contactado a oficiales de todos los componentes, incluía también la toma de bases militares y del palacio presidencial de Miraflores, desde donde despacha Maduro.

Una vez alcanzado el poder, los insurrectos proclamarían como presidente de Venezuela al general Raúl Baduel, un antiguo aliado del chavismo que fue enviado a prisión en 2009 bajo acusaciones de corrupción.

Rodríguez señaló que el régimen conoció los planes por investigaciones de los órganos de inteligencia y porque muchos oficiales que fueron contactados para sumarse a la conspiración informaron a sus superiores "en tiempo real".

Asimismo, informó que Venezuela solicitó a República Dominicana la captura y entrega de Báez Torrealba, y que los órganos de seguridad tienen en su poder 56 horas de grabaciones en las que se ven y escuchan a los principales líderes del golpe de Estado frustrado como coordinan las acciones.

"Estuvimos en todas las reuniones (con un agente infiltrado) para planificar los golpes de Estado, estuvimos en todas las conferencias", dijo antes de aseverar que el Gobierno sabe "con quién habla, cómo habla y qué es lo que habla" Báez Torrealba.

Rodríguez también acusó a varios líderes de la región, entre ellos el presidente colombiano, Iván Duque, de promover revueltas militares en Venezuela, un país aquejado por una severa crisis.

"( Duque) es un promotor de golpes militares contra Venezuela, es un financista, todo el aparato político de la oligarquía bogotana está al servicio de acciones agresivas contra la democracia y la Constitución de Venezuela", dijo.

Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, atraviesa una acuciante crisis que se agudizó en enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato.

Por su parte Juan Guaidó cuenta con el apoyo de más de 50 Gobiernos, con el de Estados Unidos a la cabeza, pese a que no controla la burocracia o las Fuerzas Armadas del país.

Leer comentarios ( )