Módulos Temas Día

Venezuela autoriza a la banca a vender divisas tras 15 años de prohibición

La medida busca permitir a empresas nacionales y extranjeras llevar a Venezuela "divisas para la inversión", afirma el gobierno. Sin embargo, expertos sostienen que el control cambiario sigue pese a la medida.

Venezuela

El cese a las restricciones cambiarias es parte de la reforma lanzada por el presidente Nicolás Maduro frente a la crisis en Venezuela. (Foto: AFP)

El cese a las restricciones cambiarias es parte de la reforma lanzada por el presidente Nicolás Maduro frente a la crisis en Venezuela. (Foto: AFP)

El cese a las restricciones cambiarias es parte de la reforma lanzada por el presidente Nicolás Maduro frente a la crisis en Venezuela. (Foto: AFP)

El gobierno de Venezuela autorizó a la banca pública y privada a vender divisas al menudeo, prohibida desde hace 15 años, aunque está por verse el alcance de la medida dada la escasez de dólares en el país y los límites que regirán las operaciones.

"Se restablece la libre convertibilidad de la moneda (...), por lo que cesan las restricciones sobre las operaciones cambiarias", señala una resolución difundida la noche del viernes, aunque agrega que el Banco Central de Venezuela (BCV) y el Ministerio de Finanzas "establecerán los montos para las operaciones de moneda extranjera que podrán ser realizadas".

El gobierno de Nicolás Maduro adoptó la medida tras derogar una ley que castigaba con multas y penas de cárcel a quienes transaran divisas al margen del control cambiario vigente desde 2003.

"Las transacciones del menudeo, que estaban siendo reservadas exclusivamente para casas de cambio, ahora pasan también para toda la banca (...). Permitirá a la población venezolana comprar y vender divisas para el menudeo", dijo a la prensa el ministro de Finanzas, Simón Zerpa.

Las tasas son establecidas en subastas del gubernamental sistema de mercado cambiario (Dicom), relanzadas a finales de agosto con una devaluación de 96% del bolívar, la moneda local. Un dólar, según los resultados de la última puja, equivale a 61.67 bolívares.

La banca podrá recibir de personas naturales y jurídicas hasta 8,500 euros (unos US$ 9,800).

La "totalidad de las divisas o monedas extranjeras adquiridas" por bancos o casas de cambio "deberá ser destinada a la atención de la demanda". No se fijó, por el momento, el límites para las compras de particulares a los bancos.

En las subastas del Dicom no hay topes para ofertar, pero sí para comprar.

Zerpa comentó que la medida busca permitir a empresas nacionales y extranjeras llevar a Venezuela "divisas para la inversión".

Sequía de dólares
Ante la falta de divisas por la severa crisis económica, es dominante en la economía venezolana el mercado negro, en el cual las cotizaciones llegaron a multiplicar por 30 las oficiales antes de la devaluación del mes pasado.

Aunque la resolución anuncia el cese de restricciones, Zerpa advirtió que quienes acudan al mercado paralelo "estarán trabajando en la sombra (...) con un gran riesgo financiero y legal". El gobierno bloquea cuentas bancarias por lo que llama "remesas ilegales".

Especialistas consideran que el control cambiario es flexibilizado, pero que sigue vigente y que en la práctica no hay una "libre convertibilidad".

"Si quisieran generar confianza" deberían "desmontar el esquema Dicom hacia un esquema de subasta abierto y transparente, sin topes, permitiendo fluctuar la tasa", apuntó Asdrúbal Oliveros, director de la consultora Ecoanalítica.

El economista José Luis Saboin sostiene que la libre convertibilidad depende igualmente de la oferta. "Debe haber dólares. Los bancos en Venezuela no tienen. El BCV tampoco", indicó.

"Mientras se limite la cantidad a comprar, la tasa de cambio de subastas entre privados (Dicom) se ancle y se penalicen las operaciones del mercado paralelo, el control cambiario sigue vigente aunque mute", agregó Oliveros.

Según Ecoanalítica, unos US$ 10.5 millones diarios se negocian en el mercado negro, mientras que el restructurado sistema de subastas oficial ha asignado US$ 4.3 millones en siete pujas desde el 22 de agosto.

Las reformas cambiaras son parte de un programa lanzado por Maduro frente a la crisis, que incluyó la puesta en circulación de nuevos billetes y monedas que restaron cinco ceros al bolívar y un aumento de 3,400% del salario mínimo.

El plan contempla, además, alzas de impuestos y de la gasolina -la más barata del mundo-. 

Leer comentarios ( )

Ir a portada