Módulos Temas Día

¿Cómo vencer a un CEO con un rendimiento del 300%?

Hay ejemplos de empresas que han tenido un buen desempeño a pesar de un manejo idiosincrásico, hasta que se genera el desastre. Para CIAM, la votación tendrá que ser el final del principio en lugar del principio del final.

u

(Foto: Joel Saget)

Denis Kessler. (Foto: Joel Saget)

Por Chris Hughes

El activismo de los accionistas europeos ha sufrido una dolorosa humillación pública. La lección para los inversionistas es clara: elijan sus batallas.

CIAM, un fondo de inversión con sede en París, quería dividir las funciones de presidente y director ejecutivo de la reaseguradora francesa Scor SE, dirigida durante 17 años por Denis Kessler.

Además, intentó impedir la reelección del director independiente principal de la compañía, Augustin de Romanet. 

El detonante específico fue el rechazo de Kessler el año pasado de un enfoque de adquisición no solicitada para Scor de su principal accionista, Covea Group , otra aseguradora francesa.

El desafío a la autoridad de Kessler solo pudo reforzar su predominio. Los votos específicos sobre él y Romanet fueron rechazados por 74% y 85% el viernes. Tal vez los accionistas estaban preocupados de que el respaldo de CIAM hubiera llevado a Kessler a renunciar sin un sucesor aparente. De cualquier manera, el apoyo al status quo es difícil de ignorar.

CIAM obtuvo una victoria notable: la remuneración de Kessler se encontró con una oposición sustancial. Incluso eso fue aprobado por una estrecha mayoría.

A la campaña activista no le faltó mérito. La idea de separar el rol de Kessler es sensata en principio y habría facilitado responsabilizar a un líder poderoso. Las acciones de Scor se debilitaron un 9% por debajo de los 43 euros por acción que Covea estaba proponiendo, y es posible que el postor haya sido objeto de burlas hasta un nivel superior si Kessler hubiera jugado la situación de manera diferente.

Además, no es como si CIAM estuviera tratando de detener a Kessler en su dirección de las operaciones de la compañía, simplemente lo quería fuera de la junta. El pago de los altos directivos en Scor parece excesivo.

Pero estos factores no fueron suficientes para ganar al resto de la base de accionistas. La realidad es que los números estaban del lado de Kessler. Scor ha superado en rendimiento al índice CAC 40 de las mayores empresas cotizadas de Francia en casi un 300% en términos de rendimiento total durante su permanencia. Kessler tiene fanáticos que recuerdan el terrible estado del negocio cuando asumió el cargo en 2002.

Hay ejemplos de empresas que han tenido un buen desempeño a pesar de un manejo idiosincrásico, hasta que se genera el desastre. Para CIAM, la votación tendrá que ser el final del principio en lugar del principio del final. Si hay un consuelo para los activistas, es que no debería ser demasiado difícil encontrar otros negocios donde la administración sea deficiente y los resultados financieros igualmente malos.

Tags Relacionados:

CEO

empresas

inversionistas

Leer comentarios ( )