Módulos Temas Día

Los temores de un Brexit duro agitan a los británicos amantes del vino francés

Reino Unido es el segundo mercado más grande para el vino francés después de Estados Unidos , con un consumo de vino y bebidas espirituosas francesas valorado en unos 1,300 millones de euros en el 2018, según la federación de exportadores franceses de vinos y bebidas espirituosas.

Vinos

Vinos franceses (Foto:AFP)

(Foto : AFP)

AFP

"¡Somos británicos, así que no vamos a dejar de beber!", bromea Tom Young mientras llena el maletero de su coche con botellas de vino francés durante una rápida visita al otro lado del Canal de la Mancha.

Mientras que la primera ministra británica recorría esta semana las capitales europeas para pedir un nuevo aplazamiento del Brexit , muchos ingleses amantes del vino se precipitaban a la frontera francesa para abastecerse de botellas.

Young y su esposa regresarán del puerto francés de Calais a Essex, en el noreste de Londres, con 300 botellas en el maletero. "Es para una boda", explica este hombre de pelo canoso, mientras que su mujer acomoda cuidadosamente en su coche las cajas con botellas.

La pareja aprovecha sus viajes regulares a Francia para comprar vino. "Es de buena calidad y más barato" que en Reino Unido , explica Tom. Pero esta vez, el contexto diplomático incluyó en la compra.
"Queríamos estar seguros de comprar el vino antes del viernes" , el día en el que está previsto el Brexit. "Después, quién sabe lo que puede pasar...", explica.

Inicialmente previsto para el 29 de marzo, el Brexit -aprobado por referéndum por los británicos en junio del 2016-, fue aplazado hasta el 12 de abril. Pero la primera ministra británica, Theresa May , pidió a la Unión Europea (UE) una nueva prórroga hasta el 30 de junio, para evitar una salida sin un acuerdo de divorcio, que tendría consecuencias económicas desastrosas.

Reino Unido es el segundo mercado más grande para el vino francés después de Estados Unidos , con un consumo de vino y bebidas espirituosas francesas valorado en unos 1,300 millones de euros en el 2018, según la federación de exportadores franceses de vinos y bebidas espirituosas.

Incertidumbre

La perspectiva de un "no deal", que haría que se aplicaran aranceles a las exportaciones de la UE a Reino Unido y viceversa, ha desencadenado un aumento en la demanda en el otro lado del Canal de la Mancha, según comerciantes franceses.

Guillaume Pigniez, gerente de una tienda de vinos en un centro comercial de Calais, donde los británicos tradicionalmente se abastecen antes de regresar a casa, afirma que vio un "auge" después de que Reino Unido consiguiera una primera prórroga del Brexit el 21 de marzo.

"Mucha gente tomó precauciones y vino a comprar rápidamente para cubrir sus necesidades para todo el resto del año", señala Pigniez.

Pero para este comerciante, un Brexit -con o sin acuerdo- no cambiará nada. "Aunque bajen los volúmenes, seguirán comprando porque pase lo que pase ellos no producen vino y tendrán que seguir importando", estima.

Marcello Vargiu, un italiano que vive en Londres, tampoco cree que el Brexit cambie la situación. "A ninguno de los dos países le conviene aumentas los impuestos. Los franceses necesitan vender, los británicos necesitan comprar", afirma este hombre que viene cada tres meses a Francia a comprar champán y vino.

Sue Elworthy, una británica originaria de Kent (sureste), dice en cambio que sí le preocupa que aumenten los impuestos a la importación o limiten la cantidad de mercancías que se pueden comprar.

"Más allá del alcohol, también me preocupa mi sector, la agricultura. Es difícil vivir con esta incertidumbre", dice esta mujer que cultiva manzanas. "Yo voté a favor de permanecer en la Unión..." suspira.

Leer comentarios ( )