(Foto: AP)
(Foto: AP)

La campaña de Rusia para vacunar al público contra el COVID-19 ha comenzado lentamente, dado que pocas personas aceptaron la oferta de vacunas gratuitas durante la primera semana, aunque el país registra un número récord de muertes por la pandemia.