Módulos Temas Día

Olivareros españoles perderán 70 millones de euros anuales por veto de Trump

Olivos hasta el horizonte. Y en el sur de España no solamente caracterizan el paisaje sino también a la economia. El ataque del gobierno de Estados Unidos contra sus aceitunas es para mucha gente en la región de Andalucía un golpe muy bajo. 

Los olivareros españoles perderán 70 millones anuales por el veto de Trump a las aceitunas negras

Olivareros españoles perderán 70 millones de euros anuales por veto de Trump

Las exportaciones de aceitunas españolas a Estados Unidos podrían tener fecha de caducidad si Donald Trump consigue ganar la batalla que ha iniciado contra el sector.

El presidente de Estados Unidos ha comenzado una guerra contra las olivas negras españolas, tras recibir una denuncia por parte de dos empresas aceituneras de California, que ha llevado a las autoridades del país a iniciar un procedimiento para determinar si España está beneficiándose de subvenciones europeas.

“Se trata de un procedimiento para determinar si las importaciones de aceitunas de España han causado daño o son una amenaza para la industria aceitunera de California tras acusarnos de vender a precios bajos e injustos por beneficiarnos de las ayudas que concede la Unión Europea a través de la Política Agrícola Común de la Unión Europea (PAC), Desarrollo Rural, etc”, explica el secretario general de Asemesa, Antonio de Mora.

Las graves acusaciones del magnate se apunta con el dedo a nuestro país de practicar lo que se conoce como dumping podrían perjudicar gravemente la ‘salud’ del sector. “Podríamos perder el mercado de aceitunas negras en EE.UU. las únicas a la que afecta- que representa el 36% de nuestras exportaciones de aceitunas a dicho país, con un valor anual de € 70 milloness. Si las medidas se aplican durante diez años, serían € 700 millones”, asegura.

“Las acusaciones son falsas”
Los productores rechazan las acusaciones y “vamos a demostrar durante la investigación que son falsas”, sentencia el presidente de Asemesa. “El sector es muy competitivo porque las empresas son muy eficientes y no por las ayudas que recibe el agricultor de la UE”, advierte.

Para quitarle la razón a Estados Unidos, tendrán que recabar mucha información y “muy exhaustiva. No sólo sobre las ayudas que se conceden, sino sobre costes, precios, relaciones entre empresas, etc.”, indica.

“Asemasa, como representante de la industria, está personada en el procedimiento colaborando con las autoridades de EE.UU. en las investigaciones al igual que la Comisión de la UE y el Gobierno de España para demostrar que las acusaciones son infundadas”, mantiene.

Efecto contagio
La diferencia de precio, según de Mora, no se debe a una práctica ilegal sino que “son consecuencia de la eficiencia de la industria, que le permite mantener costes bajos y, por tanto, precios muy competitivos”, afirma.

Y, aunque por el momento el nuevo blanco de Trump se ha centrado únicamente en las aceitunas negras españolas, estas acusaciones podrían tener un ‘efecto contagio’: “puede producir un gran desequilibrio en todo el sector, no sólo la aceituna negra, sino también la verde, y puede suponer un peligroso precedente para otros sectores que pueden sufrir investigaciones similares porque se está poniendo en duda todo el sistema de ayudas de la UE”, asegura.

España, primer productor y exportador mundial
“España es el primer productor mundial con 548,400 toneladas de media en los últimos años, lo que representa el 21.4% de la producción mundial. También somos el primer exportador mundial, con 324,000 toneladas de media, lo que representa un 38,1% respecto de la exportación mundial”, subraya de Mora.

De hecho, entre los principales países emisores se encuentra E stados Unidos. Italia, Francia, Rusia, Arabia Saudí, Canadá o Polonia son otros ejemplos de naciones que también reciben nuestras aceitunas, la mayoría producidas en Sevilla, Badajoz y Córdoba.

Donald Trump ya advirtió al mundo entero, cuando se convirtió en presidente de Estados Unidos, de que su lucha iba a centrarse en ‘salvar’ América: iba a colocar a su país en la pole position de nuevo y para ello, seguirían “dos simples reglas: comprar americano y contratar americanos”. El magnate quería poner barreras para “proteger” su país y en sus medidas proteccionistas, ahora también entra campo español.

Leer comentarios ( )

Ir a portada