Módulos Temas Día

Disputa entre EE.UU. y China impide por primera vez consenso en cumbre de APEC

Es la primera vez que la reunión anual del APEC termina sin el tradicional "comunicado de líderes" desde que se celebrara el primer cónclave en 1993 en las islas Blake de Estados Unidos.

Gobierno de Nueva Zelanda capacitará a profesionales peruanos para cumbre APEC

La cumbre del APEC, celebrada durante el fin de semana en Port Moresby, ha estado marcada por la disputa comercial entre EEUU y China.

Port Moresby.- Las desavenencias entre Estados Unidos y China en materia comercial rompieron el consenso del APEC, que culminó hoy una cumbre en Papúa Nueva Guinea sin que sus 21 economías pactaran un comunicado conjunto por primera vez en más de tres décadas.

"Había dos gigantes en la habitación. ¿Qué más puedo decir?", declaró a la prensa el primer ministro de Papúa Nueva Guinea, Peter O'Neill, quien como anfitrión del encuentro emitirá un comunicado a título particular sobre los asuntos abordados en la cumbre, aunque no aclaró si se publicará hoy.

Es la primera vez que la reunión anual del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) termina sin el tradicional "comunicado de líderes" desde que se celebrara el primer cónclave en 1993 en las islas Blake de Estados Unidos.

El anfitrión papú negó que la falta de acuerdo sea "algo de lo que avergonzarse", ya que los desacuerdos se dieron solamente "en un par de temas" y los 21 miembros de APEC comparten puntos de vista en la mayoría de asuntos tratados, como la necesidad de una economía digital, inclusiva y sostenible.

Perseguido por la prensa tras anunciar que no habría comunicado conjunto, O'Neill admitió que China, EEUU y "algún otro país" mantuvieron discrepancias sobre si era oportuno o no reclamar en el documento una reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

"Lo cierto es que APEC no tiene nada que ver con la OMC. Es un asunto que debe tratarse en el seno de la OMC", indicó O'Neill sobre lo que parece que ha sido la piedra en el zapato de la cumbre.

El dirigente papú señaló que en la región del Pacífico y "en el mundo entero" hay mucha preocupación sobre la guerra comercial entre EEUU y China y deseó que el previsible encuentro entre los presidentes de ambos países en la cumbre del G-20 en Buenos Aires en unas semanas "sirva de oportunidad para resolver esos asuntos".

El desencuentro llegó al punto de obligar a la policía papuana a intervenir para expulsar a cuatro miembros de la delegación china cuando anoche intentaban entrar por la fuerza a la oficina del ministro papú de Asuntos Exteriores, Rimbink Pato.

Los cuatro diplomáticos chinos querían exigir al canciller papú que eliminara del borrador del comunicado los párrafos en los que se mencionaba la OMC, según filtraron algunas de las delegaciones a varios medios.

El director general del Departamento de Asuntos Económicos Internacionales de China, Wang Xiaolong, desmintió hoy en rueda de prensa esas informaciones e indicó que la delegación china ha mantenido "estrechos contactos" con el gobierno de Papúa Nueva Guinea antes y durante las reuniones de APEC.

La cumbre, celebrada durante el fin de semana en Port Moresby, ha estado marcada por la disputa comercial entre EE.UU. y China y su pugna por acaparar influencia en la región del Pacífico, el nuevo campo de tensión geopolítica entre las dos potencias.

El presidente chino, Xi Jinping, y el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, intercambiaron duras acusaciones que pusieron de relieve las profundas diferencias entre las dos mayores economías del mundo en materia de comercio e inversión.

En su agresivo discurso, Pence recriminó a China su "opaca diplomacia de chequera" con su iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda, basada en la inversión en infraestructuras en países en desarrollo y la concesión de créditos blandos.

Según Pence, China promueve proyectos que son de "baja calidad" y "a menudo conllevan fuertes ataduras y a un deuda abrumadora" que los países en desarrollo no pueden soportar.

Por su parte, Xi -que aseguró que el proteccionismo está "condenado al fracaso" y que una guerra comercial no tendría vencedores- negó que el plan de la Nueva Ruta de la Seda oculte una "agenda geopolítica" o sea una "trampa" para dominar naciones más desfavorecidas.

Para contener el reguero de capital chino en la región, EE.UU., Japón y Australia anunciaron este fin de semana un plan de inversión en infraestructuras para el Pacífico, que cumpla con los estándares internacionales de "transparencia y sostenibilidad fiscal".

Hoy mismo estas tres naciones, junto con Nueva Zelanda, presentaron un proyecto en Papúa Nueva Guinea -el país más poblado y rico en recursos naturales del Pacífico- para extender la electrificación al 70% de la población para 2030, un servicio que en la actualidad sólo alcanza al 13% de sus habitantes.

Fundado en 1989, el APEC representa el 60% del PIB mundial, más de la mitad del comercio global y aglutina un mercado de unos 2,850 millones de consumidores, el 40% de la población mundial.

Leer comentarios ( )