Módulos Temas Día

Informe acusa a industria de alimentos de más que el sobrepeso

El informe se hizo eco de anteriores acusaciones a sectores como tabaco, alcohol, energía y armas de fuego, que han sido blanco de críticas por usar su peso político para ejercer influencia en legislación, políticas y pautas de salud.

comida rápida

comida rápida

El porcentaje global de obesidad se triplicó con creces en los últimos 40 años. (Foto: Bloomberg)

Un informe presenta a las grandes compañías de alimentos como las nuevas grandes tabacaleras y vincula la influencia de la industria con una epidemia global de obesidad, así como con la desnutrición y el cambio climático.

La Comisión de Obesidad de Lancet critica a un sector concentrado en el crecimiento de un sistema que inunda a las poblaciones de calorías vacías al tiempo que da mal uso a la tierra, la energía y otros recursos. Sin nombrar a las compañías, el informe, que se dio a conocer el domingo a última hora, instó a excluir a la industria –que encabezan multinacionales como Nestlé SA, McDonald’s Corp. y The Coca-Cola Co.- de las deliberaciones relacionadas con políticas.

El informe, que se elaboró durante tres años, se hizo eco de anteriores acusaciones a sectores como tabaco, alcohol, energía y armas de fuego, que han sido blanco de críticas por usar su peso político para ejercer influencia en legislación, políticas y pautas de salud. El grupo de 43 integrantes apuntó a la capacidad de lobby de las compañías de alimentos como origen de recomendaciones de nutrición que en ocasiones se han opuesto a la evidencia científica.

“Si bien los alimentos difieren del tabaco porque se trata de algo necesario para la vida humana, no es el caso de los alimentos y las bebidas no saludables”, dijo en una declaración uno de los autores del informe, William Dietz, un profesor de la Universidad George Washington. “Las similitudes con las grandes compañías tabacaleras residen en el daño que generan y en la conducta de las empresas que lucran con ese daño”.

El sector de las bebidas respondió y continúa estando comprometido con el llamado de Naciones Unidas a mejorar la salud pública con medidas que van desde ofrecer tragos con menos o sin calorías, envases más pequeños y una comercialización responsable, dijo en una declaración por correo electrónico el Consejo Internacional de Asociaciones de Bebidas que tiene sede en Washington.

Es “lamentable que los autores de este artículo adopten una visión restrictiva y excluyente respecto de problemas amplios”, dijo el grupo sectorial. Coca-Cola dijo que apoyaba el punto de vista del consejo. Representantes de McDonald’s y Nestlé declinaron hacer declaraciones hasta haber visto el reporte.

Otro informe de este mes publicado en el British Medical Journal señaló que un grupo respaldado por la industria, el International Life Sciences Instituee, obtuvo un “acceso sin precedentes” a funcionarios gubernamentales en China en las últimas décadas y contribuyó a que las pautas de nutrición no desalentaran las bebidas y los alimentos con elevado nivel de azúcar.

Si bien el impacto de la obesidad no puede medirse, las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud en cuanto a dieta estuvieron ausentes de las políticas de China, según el estudio de Susan Greenhalgh, una antropóloga de la Universidad de Harvard.

El porcentaje global de obesidad se triplicó con creces en los últimos 40 años y ahora más de un tercio de los adultos del mundo tiene un peso que eleva los riesgos de trastornos cardíacos, cáncer y otros problemas, según la OMS.

Mientras tanto, casi la mitad de los niños menores de cinco años no recibe los nutrientes necesarios –en su mayor parte en los países de ingresos medios y bajos-, a pesar de que el peso promedio aumenta.

El mismo abordaje insostenible de la agricultura y la producción de alimentos que propicia la obesidad y la desnutrición, también favorece el cambio climático, señalaron los autores del informe de Lancet.

“La coexistencia de obesidad y retraso del crecimiento en los mismos niños en algunos países representa una urgente señal de advertencia, y ambas cosas se exacerbarán como consecuencia del cambio climático”, ya que los patrones meteorológicos cambiantes complicarán la producción de alimentos, según la declaración.

Leer comentarios ( )