Módulos Temas Día

Grupo de Lima se retira cuando habla canciller venezolano en la ONU

Embajadores y miembros de las misiones ante la ONU de 11 países que forman el grupo salieron de la sala en silencio después de que el canciller del ilegítimo gobierno de Venezuela, Jorge Arreaza, subió al podio.

Jorge Arreaza

Jorge Arreaza

Jorge Arreaza. (Foto: Reuters)

En una clara señal de rechazo, los representantes de países que integran el Grupo de Lima se levantaron de sus sillas y se retiraron hoy de la Asamblea General de las Naciones Unidas justo cuando el canciller del ilegítimo gobierno chavista iniciaba un discurso sobre la importancia del multilateralismo.

Embajadores y miembros de las misiones ante la ONU de 11 países que forman el grupo salieron de la sala en silencio después de que el canciller Jorge Arreaza subió al podio.

Los países fueron Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú. El grupo nació en el 2017 para buscar soluciones pacíficas a la crisis que vive Venezuela. El gesto del miércoles significó un claro rechazo hacia el gobierno ilegítimo del presidente Nicolás Maduro.

Un funcionario de la misión de Estados Unidos ante la ONU dijo a medios de comunicación que representantes de su país también se retiraron.

Arreaza, que habló en nombre del Movimiento de Países No Alineados, prosiguió su discurso sin inmutarse. Antes del foro se había reunido con el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, a puertas cerradas. Arreaza no habló con los periodistas que lo esperaban a la salida de ese encuentro.

El foro en la Asamblea General se celebró con motivo del Día Internacional del Multilateralismo y Diplomacia para la Paz.

En su discurso, Arreaza destacó que la ONU debe reafirmar la vigencia de los principios básicos del derecho internacional, que incluyen la libre determinación de los pueblos, la abstención del uso o la amenaza del uso de la fuerza y la no intervención en asuntos que son esencialmente de la jurisdicción interna de los Estados miembros.

“Estos principios deben servir de guía para poner freno a las amenazas de quienes pretenden hoy socavar aquí los derechos y privilegios de un Estado miembro pleno de la organización como lo es Venezuela” dijo el canciller en acusación directa a Estados Unidos.

Arreaza destacó que la Asamblea General no debe permitir que las Naciones Unidas sea utilizada para abordar temas bilaterales.

“Ni mucho menos su instrumentalización en una herramienta para intervenir en los asuntos internos de otro Estado y pretender así designar, de manera ilegal, sus autoridades nacionales y representantes diplomáticos”, señaló.

En la ONU operan los únicos funcionarios leales al presidente a Maduro que siguen trabajando en Estados Unidos. Este país no reconoce al gobierno ilegítimo de Maduro y por lo tanto desconoce a su equipo en la misión de Venezuela ante la ONU. Sin embargo, los miembros del equipo están acreditados por la ONU y representan a su país ante el organismo internacional.

Estados Unidos, al igual que más de 50 países incluidos los que forman el Grupo de Lima, reconocen al líder opositor Juan Guaidó como presidente de Venezuela.

Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, dijo en rueda de prensa que Arreaza y Guterres mantuvieron una reunión “muy cordial” y que hablaron sobre la situación humanitaria en Venezuela.

“El secretario general le reiteró que sus buenos oficios siguen estando disponibles”, dijo Dujarric.

Arreaza tuiteó que mantuvo una “extraordinaria” reunión con el secretario general.

“Hubo un gran entendimiento en temas esenciales sobre Venezuela, nuestra región y en la defensa del multilateralismo y la diplomacia de paz”, escribió.

Leer comentarios ( )