Módulos Temas Día

Trump trata de desactivar crisis de inmigrantes, pero la confusión mina el intento

No está claro si el Gobierno seguirá llevando adelante los procesos judiciales contra las personas atrapadas cruzando la frontera de manera ilegal.

Melania Trump

En la chaqueta de la primera dama estadounidense se lee "Realmente no me importa, ¿a ti?". (Foto: Reuters)

En la chaqueta de la primera dama estadounidense se lee "Realmente no me importa, ¿a ti?". (Foto: Reuters)

Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó el jueves a agencias federales que comiencen a reunir a las familias separadas en la frontera con México que ingresaron ilegalmente al país, pero los esfuerzos por revertir una política que generó condena global se vieron afectados por la confusión.

A pesar de la orden de Trump, no quedó claro cómo y cuándo más de 2,300 niños que fueron separados de sus padres en las últimas semanas se reunirán con ellos, y dónde serían retenidas las familias mientras los padres enfrentan acusaciones penales.

Tampoco está claro si el Gobierno seguirá llevando adelante los procesos judiciales contra las personas atrapadas cruzando la frontera de manera ilegal.

Si bien los fiscales dijeron que no están desechando casos, algunas audiencias del jueves no se realizaron según lo programado. En McAllen (Texas) los defensores públicos dijeron a los inmigrantes que representan que sus casos no avanzarían por el momento.

Por otra parte, el Gobierno le pidió al Ejército de Estados Unidos que se prepare para albergar hasta 20,000 niños inmigrantes no acompañados en bases militares, dijo el portavoz del Pentágono, teniente coronel Jamie Davis.

Videos de menores separados de sus padres y sentados en jaulas, junto a una cinta de audio donde se escuchaban niños llorando, desataron la ira mundial hacia la iniciativa de "cero tolerancia" de Trump.

La feroz crítica obligó a Trump a dar marcha atrás y firmar un decreto el miércoles para mantener juntas a las familias detenidas durante los procedimientos de inmigración.

Su esposa, Melania, visitó el jueves a niños desplazados por la crisis de inmigración. Pero la chaqueta de color verde oliva que llevaba cuando abordó el avión que la llevó de Washington a Texas, con el mensaje "REALMENTE NO ME IMPORTA, ¿A TÍ?" escrito en la parte posterior, pareció minar el mensaje de compasión.

La Casa Blanca respondió a las críticas diciendo que no había un mensaje oculto. "Es una chaqueta", dijo Stephanie Grisham, la portavoz de Melania Trump, y agregó que "después de la importante visita de hoy a Texas, espero que los medios no elijan concentrarse en su vestuario".

En una demanda en la Corte de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Central de California, el Departamento de Justicia solicitó a un juez modificar una sentencia de 1997 que ha sido interpretada como un límite de 20 días de detención de niños que ingresaron al país de forma ilegal, sin importar si lo hicieron con un padre.

También pidió una exención de los requisitos de licencia estatal para las instalaciones federales que albergan a los niños.

El Departamento de Justicia dijo que el reciente incremento en el número de personas que cruzan de manera ilegal la frontera ha creado una "crisis migratoria desestabilizadora" que pone a dichas familias en riesgo y amenaza la seguridad pública.

"Bajo la ley actual y las decisiones legales", afirmó el Departamento de Justicia, "no es posible para el Gobierno de Estados Unidos detener juntas a las familias durante la tramitación de sus procedimientos de inmigración. No se puede hacer".

Leer comentarios ( )

Ir a portada