| El apoyo de los seguidores del presidente estadounidense, Donald Trump, sigue al alza después de un primer año de gobierno marcado por sus controvertidas propuestas migratorias y la ambiciosa reforma fiscal aprobada en diciembre.

El discurso del multimillonario durante su campaña para llegar al poder estuvo basado en cuatro pilares: "estadounidenses primero", más seguridad fronteriza, creación de puestos de trabajo y aprobar una amplia reforma fiscal.

Precisamente, este último punto es el que ha unido a la mayoría de republicanos, "trumpistas" o no, según la última encuesta del centro Gallup, publicada este lunes.

Así, seis de cada diez republicanos aseguraron estar satisfechos con la dirección del país, el nivel de satisfacción más alto de este grupo desde principios del 2007, etapa en la que gobernaba el entonces presidente, George W. Bush.

De hecho, el 25% indicó estar "muy satisfecho" con Trump, mientras que más de un 30% dijo sentirse "satisfecho" con su liderazgo.