Módulos Temas Día

Trudeau finalmente cambia de tono y parece hartarse de Trump

Canadá había presionado para obtener una exención a los aranceles de Donald Trump, creyendo (ahora ingenuamente) que tendría una ventaja al ser un vecino, aliado y el mayor comprador de bienes de Estados Unidos.

Canadá

Canadá

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá. (Foto: Bloomberg)

Después de más de un año de tratar de ser amable, Justin Trudeau finalmente parece estar harto de Donald Trump.

Canadá había presionado para obtener una exención a los aranceles de Trump, creyendo, ahora ingenuamente, que tendría una ventaja al ser un vecino, aliado y el mayor comprador de bienes de Estados Unidos. Trudeau se mordió la lengua a través de escaramuzas sobre aviones, madera y las conversaciones sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Todo eso cambió el jueves cuando Canadá, junto con México y la Unión Europea, perdieron las exenciones a los aranceles sobre los metales de EE.UU.

Trudeau arremetió contra la administración Trump, aunque solo sea según los estándares de cortesía canadiense. Respondió con aranceles a las exportaciones estadounidenses de todo, desde whisky hasta lanchas y jugo de naranja.

Dijo que el fundamento jurídico de los aranceles – la seguridad nacional de EE.UU. – era una afrenta para los soldados canadienses que murieron luchando junto a los estadounidenses en numerosas batallas en todo el mundo.

"Déjenme ser claro: estos aranceles son totalmente inaceptables", dijo Trudeau visiblemente frustrado a los periodistas en Ottawa, y calificó las medidas de inconcebibles y deplorables. "Esto no se trata del pueblo estadounidense. Tenemos que creer que en algún momento su sentido común prevalecerá, pero no vemos signos de eso en esta acción hoy".

Es un cambio de tono al modo alegre de Trudeau. Canadá es un aliado militar cercano de EE.UU. y el principal mercado de exportación de EE.UU., más que el Reino Unido, Japón y Alemania juntos. Vende a EE.UU. más acero y aluminio que nadie, en parte debido a sectores automotriz y de defensa estrechamente integrados.

Trudeau tomó medidas contra las importaciones de acero de China por Trump, y los datos de EE.UU. muestran que tiene un superávit comercial con Canadá. Nada de eso importó.

Repercusiones en TLCAN
Poniendo de manifiesto su frustración, Trudeau ofreció una mirada singular a las conversaciones de alto nivel con la administración de Trump para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que el presidente regularmente amenaza con anular.

Trudeau dijo que planeaban reunirse con Trump esta semana porque un acuerdo del TLCAN estaba al alcance.

"En la mesa estaban las líneas generales de un acuerdo decente de beneficio mutuo que pensé que requerían ese momento de negociación final", dijo. Entonces el vicepresidente Mike Pence llamó y dijo que Trudeau solo podía ver a Trump si aceptaba la demanda de EE.UU. de una cláusula de caducidad. Trudeau se negó y la reunión nunca se realizó.

El jueves por la noche Trump ofreció una nueva advertencia a Trudeau de que cualquier acuerdo comercial renegociado debe ser "un trato justo". "Se han aprovechado de Estados Unidos por muchas décadas en el comercio", dijo el presidente en un comunicado emitido por la casa Blanca.

"Esos días han terminado. Hoy temprano, este mensaje fue transmitido al primer ministro Justin Trudeau de Canadá: Los Estados Unidos aceptarán un trato justo, o no habrá trato alguno". A la misma hora, Trump tuiteó: "¡COMERCIO JUSTO!"

Más temprano, la ministra de Relaciones Exteriores de Trudeau, Chrystia Freeland, llamó a los aranceles de represalia "la acción de comercio más fuerte que ha tomado Canadá en la era de la posguerra".

El ministro de finanzas, Bill Morneau, dijo que el Secretario del Tesoro Steven Mnuchin tendrá que escuchar muchas quejas en la reunión de ministros de finanzas del Grupo de los Siete, que comenzó el jueves en Whistler, Columbia Británica.

Trudeau, un defensor del libre comercio y multilateralismo, culpó directamente a Trump. "La decisión de hoy pertenece por completo a la administración de EE.UU. Fue su elección", dijo. "La administración Trump simplemente no entiende que sus medidas dañarán a los estadounidenses", señaló.

"Continuaremos presentando argumentos basados en la lógica y el sentido común y esperamos que, finalmente, van a prevalecer contra una administración que no siempre se alinea con esos principios".

Leer comentarios ( )