Módulos Temas Día

The Economist: El estrés que mata a los trabajadores estadounidenses

Mala atención médica e inseguridad laboral acortan vidas en el mercado laboral.

empleo

FOTO 30 | Enfermera de cuidados críticos Brindan atención de enfermería avanzada a pacientes que se encuentran en unidades de cuidados críticos o coronarios. Tolerancia al estrés: 95 Salario anual promedio (2017): 70,000 dólares

Muchas empresas son al menos conscientes del problema del estrés de sus trabajadores.

El trabajo puede enfermarte y acortar tu vida. Ese es el argumento de un contundente libro* de Jeffrey Pfeffer, profesor de la Stanford Graduate School of Business. De manera obvia, ese argumento está desactualizado. Las normas de salud y seguridad ayudan a explicar por qué las muertes por accidentes en los centros de trabajo en Estados Unidos disminuyeron en un 65% entre 1970 y 2015.

Pero un problema no ha desaparecido: el estrés. Hasta un 80% de los trabajadores estadounidenses sufren de altos niveles de estrés en su trabajo, según una encuesta titulada "Actitudes en el lugar de trabajo estadounidense". Casi la mitad dice que es tan debilitante que necesitan ayuda.

Las empresas son al menos conscientes del problema. Un estudio realizado en el 2008 por Watson Wyatt (una consultora que ahora forma parte de Towers Watson) encontró que el 48% de las organizaciones dijo que el estrés relacionado con el trabajo afectó el rendimiento. Pero solo el 5% de los empleadores dijeron que estaban haciendo algo para tratar el asunto.

El libro de Pfeffer se centra en Estados Unidos, donde el problema parece particularmente agudo. Una encuesta encontró que el 55% de los empleados inician sesión en sus correos electrónicos después de las 11:00 p.m. (en contraste, una nueva ley francesa les da a los empleados el derecho de ignorar los correos electrónicos después de que su día laboral haya terminado); mientras que el 59% los revisan en vacaciones. Es decir, si realmente toman un descanso en absoluto; más de la mitad de los trabajadores estadounidenses elegibles para vacaciones no usan todo el tiempo asignado. En suma, Pfeffer calcula que los problemas relacionados con el trabajo pueden ser responsables de hasta 120,000 muertes estadounidenses al año. Una comparación con Europa sugiere que alrededor de la mitad de esas muertes podrían eliminarse.

Una razón para el mejor desempeño de Europa es la provisión de asistencia médica universal. Pfeffer reconoce que la ausencia de un seguro de salud para todos, y su naturaleza a menudo limitada cuando las empresas lo brindan, es el principal factor que contribuye a la mayor tasa de mortalidad relacionada con el trabajo en los Estados Unidos.

Una encuesta estimó que no tener seguro aumentó el riesgo de mortalidad en un 25% entre los adultos en edad de trabajar. Muchos trabajadores asegurados tienen cobertura restringida. En el 2015, una encuesta de Gallup descubrió que casi un tercio de los estadounidenses retrasaron recibir tratamiento médico en el año anterior debido al costo. Nada de esto es bueno para las empresas. Los trabajadores con mala salud son menos productivos; también tienden a dejar el trabajo, lo que significa una mayor rotación del personal.

Pfeffer también critica la cultura de trabajo de Estados Unidos, en la que las empresas son más rápidas que sus pares en otros lugares para deshacerse de la mano de obra. "El aumento del miedo de los empleados, la desconexión y el esfuerzo reducido a menudo inundan cualquier efecto directo positivo derivado de la reducción de costos al reducir la planilla", argumenta. Y si el desempleo golpea, la salud puede seguir. Los estadounidenses que pierden sus trabajos tienen un 22% más de probabilidades de sufrir un ataque al corazón, después de controlar factores como el tabaquismo, el consumo de alcohol y la obesidad.

Pfeffer cree que el crecimiento de la economía colaborativa puede empeorar aún más las cosas. Los trabajadores independientes tienen menos probabilidades de tener seguro de salud. También pueden sufrir mayores niveles de estrés, por sus ingresos no fiables y horarios irregulares. En términos generales, los trabajos que otorgan a las personas más autonomía y control aumentan la motivación y también hacen que las personas sean más saludables, escribe Pfeffer.

Muchos pensarán que Pfeffer exagera su posición. Algunos de los problemas que describe están arraigados en la sociedad como un todo, no en los negocios en particular. El diseño de los sistemas de atención de salud es una opción política, más que comercial. Un aumento general del desempleo, causado por una desaceleración económica, no es culpa de las empresas individuales.

El estrés para los trabajadores de una cultura de contratación y despido disminuye menos cuando el desempleo está en mínimos históricos, como hoy. De la misma manera que la economía colaborativa significa inseguridad laboral para algunos, para otros significa un mayor control de sus vidas laborales. Y algunos comportamientos, como la falta de voluntad de los estadounidenses para tomar vacaciones, son de larga data.

Pero Pfeffer tiene razón al llamar la atención sobre el problema del estrés y convencer a la inseguridad laboral y la omnipresencia de la comunicación electrónica de que se ha sumado a la presión en los últimos 20 años. Un gran cambio en el sistema de salud de Estados Unidos es poco probable. Entonces, la mejor esperanza puede estar en un cambio en el comportamiento corporativo.

El autor cita empresas como Aetna, un grupo de seguros, y Barry Wehmiller, un fabricante, que han introducido políticas como programas de bienestar y un salario mínimo más alto, sin sacrificar las ganancias. Ese modelo funcionó en el pasado para negocios de confitería británicos dirigidos por Quaker como Cadbury y Rowntrees. El libro de Pfeffer es un poderoso argumento para volver a mirarlo.

* Dying for a Paycheck: How Modern Management Harms Employee Health and Company Performance-And What We Can Do About It ("Morir por un sueldo: cómo la gestión moderna daña la salud de los empleados y el desempeño de la compañía, y qué podemos hacer al respecto", publicado por Harper Business.

Tags Relacionados:

The Economist

estrés laboral

Leer comentarios ( )

Ir a portada