Módulos Temas Día

Impacto Netflix: Niños dejan de ver Nickelodeon en el peor año de TV infantil

Los niveles de sintonía de esta temporada para el segmento de 2 a 11 años se perfilan como las peores. Y pocos en la industria predicen una recuperación.

Nickelodeon

Nickelodeon

La audiencia de las tres redes más populares para los más pequeños –Nickelodeon, Disney Channel y Cartoon Network– ha bajado más del 20% esta temporada en comparación con un año atrás. (Foto: Bloomberg)

Niños como Caleb Moushey están matando a la televisión por cable.

No es que Caleb lo sepa sobre el cable. Después de todo, tiene 7 años. Pero Caleb rara vez ve televisión convencional. "Todo es Netflix", dijo su madre, Ally Brown, agente de seguros del área de San Luis, que también tiene un niño de 5 años y un bebé en camino.

Cada vez más niños son como Caleb. Las redes de cable para niños, en declive desde hace años, ahora están en caída libre. Los niveles de sintonía de esta temporada para el segmento de 2 a 11 años se perfilan como las peores. Y pocos en la industria predicen una recuperación.

Las consecuencias son enormes para gigantes como Viacom Inc. y Walt Disney Co. La audiencia de las tres redes más populares para los más pequeños –Nickelodeon, Disney Channel y Cartoon Network– ha bajado más del 20% esta temporada en comparación con un año atrás, según datos de Nielsen. Es un nivel muy bajo en una tendencia de larga data desde que Netflix Inc., YouTube y otros servicios de streaming han despegado.

Las compañías de medios aún ganan dinero con la televisión para niños, gracias a las marcas de juguetes de las caricaturas más vistas y acuerdos de licencia que pueden generar millones de dólares. Entonces, "las marcas tradicionales están atrapadas en una difícil posición", dijo Birk Rawlings, quien se fue de Nickelodeon para dirigir DreamWorksTV, un canal de YouTube para niños. "Pueden ver lo que está cambiando, pero para adoptar lo que es nuevo deben dejar un negocio saludable".

Rawlings era vicepresidente de animación de Nickelodeon cuando su empresa matriz, Viacom, cometió lo que muchos en la industria consideran que fue el pecado original: en el 2010, entregó a Netflix la licencia de muchos de sus programas infantiles en un paquete. Ese acuerdo permitió a Netflix atraer a clientes con los principales éxitos de Nick, incluido "Bob Esponja".

En ese momento, Netflix tenía menos de 20 millones de suscriptores. Ahora, tiene 125 millones. Nickelodeon considera que un programa logra ser un éxito si atrae a aproximadamente 2 millones de espectadores.

Mientras tanto, la cantidad de tiempo que los espectadores más pequeños pasaron viendo televisión convencional cayó un 30 por ciento entre el 2010 y 2017, y las ventas de publicidad de Estados Unidos para redes infantiles no han crecido durante cinco años, luego de estabilizarse en alrededor de US$ 1,200 millones anuales. Disney y Nickelodeon declinaron poner a ejecutivos a disposición para entrevistas para este artículo.

Netflix está incrementando aún más la competencia al generar más producción propia orientada a los jóvenes. El año pasado, contrató a Melissa Cobb, que trabajaba en Nickelodeon, para dirigir una división infantil y familiar, que acaba de producir una nueva serie de acción en vivo, llamada "Alexa y Katie".

La compañía también captó a dos escritores, Scott Thomas y Jed Elinoff, de Disney Channel, perteneciente a Walt Disney Co., donde recientemente crearon una serie derivada de "Es Tan Raven". Son los primeros productores de programación infantil en sellar un acuerdo exclusivo para hacer programas para Netflix, de acuerdo con personas con conocimiento del tema que pidieron no ser identificadas dado que el acuerdo no ha sido anunciado.

Disney, Nickelodeon y Cartoon Network están tratando de recuperar terreno. Nick tiene una plataforma de streaming hace tres años llamada Noggin. El servicio de suscripción en línea Boomerang, de Time Warner Inc., transmite clásicos como "Looney Tunes", y Cartoon Network lanzó en su aplicación videos del popular programa "Steven Universe" antes de que aparecieran en televisión.

Disney anunció planes para retirar sus películas de Netflix y hacer contenido basado en cómics de Marvel, "La guerra de las galaxias" y su gran cantidad de personajes animados para su propio servicio de streaming que se estrenará el próximo año.

La presión se siente. Los más pequeños que buscan entretenimiento están siendo criados en Internet, y el corte del cordón se acelerará a medida que se unan nuevos grupos de bebés. Las redes tienen que descubrir cómo ganar más dinero con los programas que producen, ya sea por streaming o por televisión.

"Tenemos que creer que" los dólares "recuperarán a la audiencia", dijo Christina Miller, titular de Cartoon Network y Boomerang. "Si es de otra forma, se acabó el juego".

Leer comentarios ( )

Ir a portada