Módulos Temas Día

Fábricas globales sienten impacto de guerra comercial de Donald Trump

Los fabricantes chinos dijeron que la producción se vio afectada en medio de la peor contracción en los pedidos de exportación desde el 2016, con tendencias similares en Taiwán, Vietnam e Indonesia.

empresas textiles

empresas textiles

En China, dos indicadores de actividad manufacturera empeoraron en setiembre. (Foto: AFP)

La actividad fabril se desplomó desde Asia a Europa en setiembre, lo que refleja cómo pocos países han quedado indiferentes a una revolución en las políticas comerciales internacionales impulsada por Estados Unidos.

Los fabricantes chinos dijeron que la producción se vio afectada en medio de la peor contracción en los pedidos de exportación desde el 2016, con tendencias similares en Taiwán, Vietnam e Indonesia. La confianza continuó cayendo en picada entre las empresas japonesas, mientras que la producción de las fábricas de la zona del euro se vio perjudicada al tiempo que las empresas expresaron su preocupación por el proteccionismo global.

Los datos llegan justo en un momento en que EE.UU. comienza a avanzar en las negociaciones comerciales con algunos de sus principales socios, con excepción de China. El presidente Donald Trump acordó un pacto comercial renegociado con Canadá y México este fin de semana, firmó un acuerdo con su homólogo surcoreano la semana pasada y está iniciando conversaciones con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Por el contrario, amplió los aranceles sobre US$ 250,000 millones de productos chinos y advirtió que habrá más.

En Europa, los líderes están realizando un delicado acto de malabarismo para trabajar con EE.UU. en abordar las quejas en común, al mismo tiempo que intentan convencer a Trump de que reduzca los aranceles que impuso este año y disuadirlo de aplicar más.

Aun así, las empresas de la región están asumiendo menos trabajo en medio de los riesgos comerciales, dice IHS Markit, que compila indicadores de la actividad económica, y agregó que algunos indicadores sugieren que lo peor podría estar "por venir".

"Todavía hay algunos asuntos más amplios relacionados con el comercio y muchos de ellos se extenderán a la relación comercial entre EE.UU. y China", dijo a Bloomberg Television Janet Henry, economista jefe de HSBC.

"Aun así, hay posibles distorsiones en las cadenas de suministro que pueden surgir. Mirándolo desde una perspectiva europea y asiática, la gran manera en que las preocupaciones sobre el comercio están impactando es en la percepción de inversión".

En China, dos indicadores de actividad manufacturera empeoraron en setiembre. El que mejor refleja el sentimiento entre firmas privadas más pequeñas habla de una contracción por primera vez desde mayo del 2017.

Con poco margen para el optimismo sobre la demanda externa, las perspectivas de la economía china dependen cada vez más de la efectividad de las medidas de estímulo focalizadas, desplegadas este año en forma de recortes tributarios y gasto en infraestructura.Lo que dicen nuestros economistas...

"Las débiles lecturas del PMI despiertan preocupación por una desaceleración más rápida en el crecimiento de China y requieren medidas de política más enérgicas. Las presiones a la baja en la economía son intensas, con una desaceleración de la demanda mundial y una política procrecimiento que aún no ha tenido un impacto claro".

Chang Shu y Qian Wan, Bloomberg Economics
Los primeros indicadores de Bloomberg Economics sobre la economía de China anticiparon el retroceso y mostraron que las perspectivas se deterioraron en setiembre. El informe ofrece un panorama anticipado de lo que está sucediendo en China al combinar los primeros indicadores disponibles sobre las condiciones comerciales y los mercados.

En Japón, los analistas dicen que muchas empresas están vigilando de cerca las posibles consecuencias de la escalada en la guerra comercial entre EE.UU. y China, los principales socios comerciales del país. Si bien las preocupaciones pueden haber contribuido a la caída del tercer trimestre en la confianza de la industria manufacturera, la reciente decisión de EE.UU. de aplazar la imposición de aranceles a las exportaciones japonesas de automóviles podría dar un impulso a la percepción en la próxima encuesta.

La zona del euro ha observado una caída de la producción al ritmo más débil en dos años, en tanto los niveles más bajos de optimismo empresarial y crecimiento de pedidos son señales de que una disminución reciente en la cartera de pedidos podría continuar.

IHS Markit y el Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) tienen previsto dar a conocer las lecturas para EE.UU. el lunes.

Leer comentarios ( )