Módulos Temas Día

EE.UU.: El superávit comercial de US$ 1.4 billones del que Trump no habla

Según un estudio de Deutsche Bank AG, Estados Unidos tuvo un “superávit de ventas agregadas”, que mide tanto el comercio directo como las ventas de las empresas multinacionales.

Donald Trump

Donald Trump en la mira de Robert Mueller. (Foto: Reuters)

Donald Trump en la mira de Robert Mueller. (Foto: Reuters)

Reuters

Estados Unidos tiene un superávit comercial de US$ 20,000 millones con China y de US$ 1.4 billones con el resto del mundo. Éste no es el balance comercial normal, claro está.

En la medida oficial, Estados Unidos registró un déficit anual de más de US$ 330,000 millones con China y cerca de US$ 550,000 millones con el resto del mundo el año pasado. Pero, según un estudio de Deutsche Bank AG, Estados Unidos tuvo un “superávit de ventas agregadas”, que mide tanto el comercio directo como las ventas de las empresas multinacionales.

Considerar solo el déficit comercial en la exportación de bienes y servicios es engañoso y no refleja en su verdadera dimensión la actividad de las empresas estadounidenses, afirman los economistas de Deutsche Bank.

Si bien las cifras de comercio y de empresas no se combinan usualmente, si se suma toda la actividad comercial, “las empresas estadounidenses han vendido más al resto del mundo, que otros países han vendido en Estados Unidos en los últimos 10 años”, escribe el economista jefe para China, Zhang Zhiwei, en el informe.

La decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reducir el déficit comercial de su país ha generado un conflicto con el resto del mundo desarrollado, lo que se reflejó en una amarga cumbre del G-7 el fin de semana en Canadá.

Entre tanto, China y Estados Unidos, se encuentran negociando para evitar una guerra comercial, ante la amenaza de Trump de imponer tarifas a las importaciones de productos chinos por al menos US$ 50,000 millones, a partir del 15 de junio.

Para China, la imagen de un déficit comercial masivo con Estados Unidos “contrasta con el hecho de que los consumidores chinos tienen más iphones y compran más automóviles de General Motors que los propios estadounidenses”, escribe Zhang en el informe. “Estos coches y teléfonos no son vendidos a China a través de exportaciones, sino mediante subsidiarias locales de empresas multinacionales”.

En lugar de un creciente déficit comercial con China, Deutsche Bank estima que hubo un pequeño pero reciente superávit. El aumento refleja una creciente demanda de los hogares chinos por productos y servicios extranjeros, impulsados en parte por el impacto en la riqueza del auge inmobiliario.

El superávit comercial con China podría exceder los US$ 100,000 millones al 2020, si las dos mayores economías del mundo evitan una guerra comercial, estima Zhang.

Estados Unidos también habría tenido el año pasado un superávit comercial con países como México y Canadá, y déficits con Japón y Alemania, según Zhang.

No todos los analistas están convencidos de que el método de Zhang es útil. El exsecretario del Tesoro estadounidense, Brad Setser, afirma que Deutsche Bank está comparando peras con manzanas. “Las cifras de ventas son útiles en sí mismas, pero sumar todo solo lleva a confusión. No proporciona una forma particularmente útil de evaluar la actividad comercial”, afirma Setser, asociado sénior en el Consejo de Relaciones Exteriores en Washington.

Tags Relacionados:

China

EE.UU.

Donald Trump

Leer comentarios ( )

Ir a portada