Módulos Temas Día

ee.uu.

Dueños de motos Harley están tan divididos como el resto de EE.UU.

Harley no vende en EE.UU. ninguna moto que se construya en el exterior, y la compañía dijo que eso no cambiará.

Harley-Davidson

Harley-Davidson

Harley-Davidson

El presidente Donald Trump ha dicho que los clientes de Harley-Davidson Inc. están “muy enojados” con el plan de trasladar una parte de la producción de motos fuera de EE.UU. para evitar los aranceles que impuso la Unión Europea en respuesta a las medidas proteccionistas en su contra.

No está del todo equivocado.

Pero los entusiastas del HOG, el Harley Owners Group, están como el resto del país: divididos. Lo que piensan sobre lo que está haciendo la empresa puede depender de su posición política. Y muchos no se ajustan al estereotipo de Harley.

“Resulta frustrante porque la mayoría de la gente tiene una visión unidimensional de los motociclistas de Harley-Davidson”, dijo Anne Pendleton Phillips, que dirige un negocio de paisajismo en Providence, Rhode Island. Votó a Hillary Clinton en 2016, hace 13 años que es dueña de una Softail Deluxe y se define como progresista.

Su opinión es que Harley no tuvo más remedio que decidirse a aumentar la producción en fábricas no estadounidenses para eludir aranceles de la UE que podrían costarle no menos de US$100 millones anuales a la compañía. “Mi amor por HD no cambiará”, dijo.

Verdadero ícono

El presidente tiene otra opinión. Critica a Harley en Twitter –“He hecho tanto por ustedes y ahora esto”- y declara “No lo olvidaremos y tampoco lo harán sus clientes”. Trump elogió a la compañía durante una visita a la Casa Blanca en febrero de 2017 calificándola de “un verdadero ícono estadounidense”.

Harley no vende en EE.UU. ninguna moto que se construya en el exterior, y la compañía dijo que eso no cambiará. Hace tiempo que produce motos en países extranjeros para otros mercados. El traslado de la producción proyectado se refiere a productos que están destinados a los mercados de la UE para evitar aranceles del 31 por ciento sobre los fabricados en EE.UU: pueden llegar a incrementar US$2.200 el costo de la moto promedio fabricada en EE.UU. enviada a la UE.

Algunos aficionados de todos modos están enojados. “No sé qué está pensando Harley”, dijo Gary Nickoloff, de 65 años, director de la sección del Harley Owners Group en Shiawassee, Michigan, y demócrata que votó a favor de Trump. Es jubilado de General Motors Co. y dijo que sólo comprará vehículos construidos por miembros del sindicato Unido de Trabajadores de la Industria Automotriz.

“Soy leal al Harley. Siempre ha sido una compañía estadounidense”, dijo. “Si traslada trabajo fuera de los Estados Unidos, tendré una idea muy diferente, y seguramente otros socios pensarán igual”.

Existe una gran superposición entre la base de clientes de la compañía y la base política de Trump. En ambas, los individuos tienden a ser hombres blancos rurales mayores. Pero luego surge la división.

“Trump no tiene por qué dictaminar dónde se fabrican los productos”, dijo Charles Foulke, de 58 años, semi-retirado y dueño de una Harley en Arlington, Virginia. “Los directivos de Harley-Davidson no son tontos y la decisión es de ellos. Lo único que conseguirá Trump es hacer subir los costos”.

Tags Relacionados:

Harley

EE.UU.

empresas

Leer comentarios ( )

Ir a portada