Módulos Temas Día

ee.uu.

Crueldad de Trump en realidad favorece a criminales

Los críticos atacaron la crueldad de la administración por separar a bebés de sus madres y a niños de sus familias mientras buscan asilo en la frontera con México, y el presidente se vio obligado a retractarse, al menos, temporalmente.

Polémica por los lamentos de niños en un centro de detención de migrantes en EE.UU.

Polémica por los lamentos de niños en un centro de detención de migrantes en EE.UU.

Polémica por los lamentos de niños en un centro de detención de migrantes en EE.UU.

Por Albert R. Hunt

La política de inmigración del presidente Donald Trump es blanda para los delincuentes y grande para el gasto excesivo.

Los críticos atacaron la crueldad de la administración por separar a bebés de sus madres y a niños de sus familias mientras buscan asilo en la frontera con México, y el presidente se vio obligado a retractarse al menos temporalmente.

Sin embargo, todavía cree que puede sacar provecho político de esta equivocada política resaltando lo duro que es. "Me gusta el tema para nuestra elección", dijo durante un acto electoral republicano realizado en Nevada durante el fin de semana. "Nuestro tema es fronteras fuertes". Los demócratas, dijo, favorecen las "fronteras abiertas" y quieren dejar que la pandilla MS-13 deambule por todo el país. La MS-13 es una violenta pandilla con raíces centroamericanas.

Un artículo publicado esta semana por ProPublica mostró que, si bien MS-13 es extremadamente violenta, su presencia en Estados Unidos es pequeña en comparación con otras amenazantes pandillas y casi no tiene conexión con el problema de cruce de la frontera.

Los demócratas deberían rechazar el falso discurso de Trump y señalar que su política no solo ha sido inhumana e ineficaz, sino que también es probable que sea una suerte para las pandillas y los traficantes de drogas. Ello porque una política de tolerancia cero para la entrada ilegal no prioriza perseguir a los malos.

"Los beneficiarios de la política de Trump son traficantes de drogas, coyotes y miembros de pandillas", dijo John Sandweg, quien fue jefe interino de Inmigración y Control de Aduanas durante la administración del presidente Barack Obama. "Estamos quemando nuestros cartuchos en las familias".

Administraciones anteriores generalmente enfocaron la aplicación de sus leyes inmigración en criminales y traficantes de drogas. La semana pasada salió a la luz un correo electrónico de un supervisor del Departamento de Justicia de San Diego en el que advierte que el aumento en la carga de casos familiares desvía recursos de la lucha contra el contrabando de drogas.

Lo mismo puede decirse de las políticas de deportación de la administración Trump, que ponen en juego múltiples recursos en lugar de centrarse en criminales reincidentes.

Los republicanos conservadores deberían ver que el enfoque de Trump destruye el presupuesto. Mantener a quienes buscan asilo junto a niños en centros de detención familiar cuesta más de US$ 300 diarios por persona. Eso podría generar una cuenta anual de US$ 2,000 millones para los contribuyentes.

Hay enfoques menos costosos. Poner una tobillera electrónica a los que cruzan ilegalmente mientras esperan una audiencia cuesta menos de US$ 5 diarios; la experiencia muestra que la gran mayoría se presenta a las audiencias de todos modos.

Otra forma de reducir costos sería agregar más jueces de inmigración para reducir el largo y costoso cúmulo de casos pendientes; los aproximadamente 300 jueces tienen una carga de casos promedio de varios miles.

Sin embargo, cuando el senador de Texas Ted Cruz propuso agregar cientos de nuevos jueces de inmigración, Donald Trump rechazó la idea, sugiriendo que no hay necesidad de darle a la gente un día en la corte.

Leer comentarios ( )

Ir a portada