Módulos Temas Día

Convergencia global arruinará la fiesta de 'EE.UU. primero'

La economía y los activos financieros de EE.UU. se distanciaron del resto a comienzos del 2018, que culminó con el crecimiento más rápido desde el 2014 en el segundo trimestre.

Estados Unidos

Estados Unidos

Las acciones avanzaron el martes luego de informes de que China y EE.UU. están realizando renovados esfuerzos para lograr una tregua en el comercio. (Foto: Bloomberg)

La administración Trump puede estar tratando de poner a "Estados Unidos primero" en los mercados globales, pero el resto del mundo parece listo para recuperar terreno en el segundo semestre.

La economía y los activos financieros de EE.UU. se distanciaron del resto a comienzos del 2018, que culminó con el crecimiento más rápido desde el 2014 en el segundo trimestre. Pero una disminución de las tensiones comerciales y un cambio concertado a favor del crecimiento por parte de Pekín ampliarán la convergencia subyacente en la actividad económica y ayudarían a catalizar una nueva fase de liderazgo en el mercado.

Las acciones avanzaron el martes luego de informes de que China y EE.UU. están realizando renovados esfuerzos para lograr una tregua en el comercio, mientras que el MSCI World Index registró un aumento inicial mayor al índice S&P 500 tras la noticia.

"Las cifras del PBI del segundo trimestre podrían marcar el máximo nivel en la negociación en la divergencia, especialmente porque la maniobra de los políticos chinos podría mitigar los riesgos imprevistos para el crecimiento global debido a las guerras comerciales", escribió Mark McCormick, jefe para Norteamérica de estrategia de divisas de TD Securities una nota a los clientes, y agregó que "la historia de la reflación se está recuperando".

El estratega recomienda vender el US Dollar Index alrededor de 95 y anticipa que el euro se negociará al alza frente a la divisa estadounidense hacia el otoño.

El dólar, que se encontraba en 94.49 el martes por la mañana, se ha negociado lateralmente en las últimas seis semanas mientras el resto del mundo encuentra su equilibrio económico, en tanto se han reducido las brechas entre los índices de sorpresas económicas de EE.UU. respecto de la zona euro y los mercados emergentes.

Mientras tanto, los analistas de Morgan Stanley, State Street Corp. y Wells Fargo & Co. dicen que el dólar casi ha alcanzado su punto máximo, y el estratega cambiario Richard Franlovich de Westpac advirtió que podría registrarse una "corrección" si el índice cae bajo el nivel de 93.

Las expectativas ahora han sido "readaptadas al tamaño correcto", según Erin Browne, responsable de asignación de activos en UBS Asset Management, cuya división de acciones activas es alcista sobre las acciones del mercado en desarrollo, particularmente de Asia. La estabilidad del dólar significa que "las bases existentes para la convergencia con el resto del mundo están empezando a repuntar", señaló.

El índice Russell 2000 de acciones estadounidenses enfocado en el mercado interno superó en casi 15 puntos porcentuales en los primeros seis meses del año a las acciones de mercados emergentes. Pero ahora están en camino a superar al índice de empresas estadounidenses de pequeña capitalización este mes por primera vez desde enero.

"Una sacudida en las acciones de los mercados emergentes ha creado valor en un mundo donde el valor de buena calidad es escaso", escribió Richard Turnhill, estratega jefe de inversiones globales de BlackRock Inc., en una nota a los clientes. "La liquidación de acciones de mercados emergentes se enmarca en un contexto de sólidos indicadores económicos: valuaciones atractivas, crecimiento robusto de las ganancias y la mayor rentabilidad del capital en cuatro años".

Las proyecciones para el crecimiento de las ganancias en 2018 y 2019 han ido en aumento, agregó.

Las empresas de pequeña capitalización de EE.UU. fueron populares en el primer semestre porque ofrecían aislamiento frente a la escalada de enfrentamientos comerciales, así como la exposición a una economía interna robusta. Pero su atractivo ha disminuido a medida que los inversores abandonan "la negociación vinculada a la guerra comercial" en las acciones.

La divergencia máxima significa que el Russell "tendrá un bajo rendimiento y será un gran vehículo de cobertura de aversión al riesgo", dijo Michael Purves, estratega jefe global en Weeden & Co.

Por supuesto, la convergencia podría no ser una historia en línea recta, como se vio en el decepcionante informe de indicadores de manufactura para julio de China, que reforzó que el plan de alivio económico del gobierno se implementó en el momento adecuado. Aun así, desde el 18 de junio, cuando EE.UU. y China intercambiaron amenazas arancelarias, el Compuesto de Shanghái ha superado al Russell 2000 en medio de un enfriamiento de la retórica sobre el comercio transfronterizo.

Y durante la temporada de resultados, estas empresas de pequeña capitalización enfocadas en EE.UU. no han entregado sorpresas al alza en sus resultados tan a menudo como sus pares más grandes.

Leer comentarios ( )

Ir a portada