Módulos Temas Día

Concesionarios de BMW y Audi se preparan para aranceles de Trump

El discurso de Donald Trump contra los automóviles fabricados en Alemania, Japón y México fue habitual en la campaña electoral y continuó desde el principio de su presidencia.

BMW

BMW

El costo de los aranceles deberá traspasarse a los consumidores, lo que perjudicará las ventas, dijo Frank Ursomarso, un concesionario de BMW, Jaguar y Volvo en Delaware.

Pregunte a los concesionarios de automóviles qué piensan de la amenaza de Donald Trump de gravar las importaciones de modelos europeos y ellos le dirán que los compradores de esos autos también podrían arrojar el dinero ahorrado en sus impuestos por la ventanilla del lado del conductor.

"Tendrá uno de los efectos más negativos en su presidencia y todo lo bueno que ha hecho", dijo Marc Cohen, vicepresidente de Priority 1 Automotive Group, después de que el presidente tuiteó una amenaza que causó el desplome de las acciones de los fabricantes de automóviles, incluidos Volkswagen AG y Daimler AG.

El discurso de Trump contra los automóviles fabricados en Alemania, Japón y México fue habitual en la campaña electoral y continuó desde el principio de su presidencia. Pero posteriormente hubo pocas acciones por las que los concesionarios de autos en Estados Unidos tuvieran que preocuparse, hasta hace poco.

Con la administración que ahora investiga si las importaciones de automóviles representan una amenaza a la seguridad nacional y las promesas de imponer gravámenes a los Buicks y otros modelos construidos en China en semanas, los vendedores en las salas de exhibición de todo el país prácticamente no tienen clientes.

"Definitivamente ahora es cierto y será trágico", dijo Cohen, quien vende vehículos BMW, Porsche y Audi en Baltimore.

El costo de los aranceles deberá traspasarse a los consumidores, lo que perjudicará las ventas, dijo Frank Ursomarso, un concesionario de BMW, Jaguar y Volvo en Delaware, quien calificó el tuit de Trump de "aterrador".

"Es una regla simple de economía: cuanto mayor es el precio, menor es el volumen", dijo Ursomarso, presidente de Union Park Automotive Group, que también incluye las marcas Buick y GMC de General Motors Co. "Si me subes el costo del auto, entonces me agravarás una situación de ganancias que ya es tremendamente difícil. No creo que los concesionarios puedan absorber mucho más".

EE.UU. importó alrededor de 1.16 millones de vehículos de los países de la UE el año pasado, según datos del Departamento de Comercio. BMW AG y Daimler, el fabricante de Mercedes-Benz, producen cientos de miles de vehículos utilitarios deportivos en el sur de EE.UU., por lo que los modelos más comunes que llegan a las costas estadounidenses son sedanes como los Serie 3 y Serie 5 de BMW y el Mercedes Clase E.

"Tengo un BMW 750 aquí y tengo alrededor de US$ 111,000 en ese auto", dijo Ursomarso, refiriéndose al dinero que pagan los concesionarios por su inventario. "Si pones un arancel del 20% sobre US$ 111,000, no vas a vender tantos".

Los “tres de Detroit” también tienen varios modelos que estarían en riesgo, como el Jeep Renegade de Fiat Chrysler Automobiles NV y el convertible Buick Cascada de GM.

El discurso sobre los aranceles de Trump amenaza con dañar la confianza del consumidor y socavar un mercado automotriz estadounidense que se espera que se contraiga por segundo año consecutivo, después de ventas récord en el 2016, dijo Cody Lusk, presidente de la Asociación Internacional Estadounidense de Concesionarios Automotrices.

"Ya verás que los precios subirán de manera incremental como resultado de los aranceles al acero y el aluminio en el sector automotriz", dijo Lusk, cuyo grupo representa a los concesionarios que venden automóviles de marcas extranjera en EE.UU. "Todo eso combinado con mayores tasas de interés es una receta para el desastre".

Tags Relacionados:

Donald Trump

Aranceles

BMW

Audi

Leer comentarios ( )

Ir a portada