Módulos Temas Día

ee.uu.

Aranceles podrían borrar ahorro fiscal en automotrices de EE.UU.

El efecto en el 2018 de los aranceles al acero y el aluminio promulgados en marzo es mayor que los ahorros fiscales del primer trimestre para General Motors Co.

vehículos

FOTO 8 | Auto grande: Buick LaCrosse. Es un automóvil de segmento D producido por Buick y Daewoo Motors bajo la empresa estadounidense General Motors. Sustituyó al Buick Century y Regal en América del Norte a partir del año 2005.

FOTO 8 | Auto grande: Buick LaCrosse. Es un automóvil de segmento D producido por Buick y Daewoo Motors bajo la empresa estadounidense General Motors. Sustituyó al Buick Century y Regal en América del Norte a partir del año 2005.

El sector empresarial estadounidenses, e incluso los líderes republicanos, han advertido al presidente Donald Trump que su guerra comercial podría terminar borrando parte de los ahorros obtenidos por el fuerte recorte de la tasa impositiva a las empresas.

Ahora existe cierta evidencia del daño que se puede ocasionar.

El efecto en el 2018 de los aranceles al acero y el aluminio promulgados en marzo es mayor que los ahorros fiscales del primer trimestre para General Motors Co., Ford Motor Co. y Fiat Chrysler Automobiles NV, según datos compilados por Bloomberg y estimaciones proporcionadas por el analista de Nomura Anindya Das.

Asumiendo los mismos ahorros impositivos de una tasa corporativa más baja cada trimestre, los aranceles al acero y el aluminio podrían restar entre un tercio y más de la mitad de los beneficios fiscales en el 2018, según muestra el análisis de Bloomberg.

"Los aranceles al acero y el aluminio perjudican", dijo Ed Cohen, vicepresidente de Honda Motor Co. para asuntos gubernamentales e industriales. "La reforma tributaria apuntaba a estimular la actividad económica y esto tendrá el efecto económico opuesto".

Por ejemplo, Ford ahorró alrededor de US$ 208.4 millones en impuestos en el primer trimestre bajo una tasa corporativa de 21% aplicada a su beneficio, comparado con un escenario en que se hubiera aplicado la tasa antigua de 35% a la misma ganancia. Los aranceles al acero y el aluminio le costarán al fabricante de automóviles alrededor de US$ 509 millones en el 2018, según estimaciones de Nomura.

Los costos de General Motors para el año podrían sumar US$ 493 millones después de que ahorró casi US$ 339 millones en el primer trimestre. Y Fiat Chrysler registrará casi US$ 100 millones más en costos arancelarios en el año en comparación con sus ahorros en el primer trimestre.

Estas cifras estiman cómo la reducción en tasa del impuesto a las empresas desde el 35% al 21% está afectando los balances de las empresas, basándose en las ganancias del primer trimestre.

Los cálculos no consideran otros factores, como depreciación, créditos por impuestos pagados en el extranjero u otros cargos o cargo fiscales únicos que pueden alterar la tasa impositiva general de una empresa.

Aumento de US$ 73,000 millones

Los datos de Bloomberg solo consideran los efectos del gravamen de 25% al acero importado y el arancel de 10% al aluminio, que serían eclipsados por un potencial arancel de 25% a los automóviles y camiones importados que Trump ha amenazado imponer.

Se estima que los aranceles al acero y el aluminio cubren alrededor de US$ 48,000 millones de las importaciones. Estados Unidos importó US$ 293,000 millones en vehículos el año pasado, lo que equivaldría a un aumento de impuestos de US$ 73,000 millones, de acuerdo con estimaciones de Tax Foundtaion.

La probabilidad del arancel a los automóviles podría estar más clara después de que Trump se reúna el miércoles con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para abordar las tensiones comerciales.

Trump pareció advertir a los socios comerciales de Estados Unidos en un mensaje en Twitter el martes antes de la reunión, en que dijo: "¡Los aranceles son los mejores!" Además, amenazó con imponer más sanciones a menos que se negocie un "trato justo".

Los analistas no proporcionaron estimaciones sobre los efectos que tendría un arancel de 25% sobre los fabricantes estadounidenses de automóviles, porque es demasiado difícil de calcular sin saber si Estados Unidos permanecerá en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Leer comentarios ( )

Ir a portada