Módulos Temas Día

Davos, entre proteccionismo de Trump y defensa de soluciones comunes a retos

Este llamamiento a la cooperación internacional en temas de interés común, como la seguridad internacional, el medioambiente y la economía global, contrasta con la prioridad "EE.UU. primero" de Trump para defender antes que nada los negocios estadounidenses.

Donald Trump

Donald Trump

Donald Trump

EFE
El Foro Económico Mundial que se celebrará la próxima semana en Davos experimentará una situación extraña, ya que por un lado abogará por soluciones comunes a los retos que afronta el mundo y por otro dará espacio a la política proteccionista y aislacionista del presidente de EEUU, Donald Trump.

"Nadie, ninguna persona, ningún país puede hacer frente solo a los múltiples retos que figuran en la agenda global. Necesitamos un esfuerzo colaborativo", declaró en una rueda de prensa Klaus Schwab, el fundador y presidente ejecutivo del Foro, que se celebrará del 23 al 26 de enero en la estación alpina de Davos y que será abierto por el primer ministro indio, Narendra Modi.

Este llamamiento a la cooperación internacional en temas de interés común, como la seguridad internacional, el medioambiente y la economía global, contrasta con la prioridad "EE.UU. primero" de Trump para defender antes que nada los negocios estadounidenses, las industrias estadounidenses y a los trabajadores estadounidenses.

El mensaje proteccionista de Trump probablemente no sentará bien a la élite de Davos, a la que criticó durante su campaña, y contrastará seguramente con otros grandes discursos que pronunciarán los presidentes de Francia, Emmanuel Macron; de Argentina, Mauricio Macri; de Brasil, Michel Temer, y los primeros ministros de Canadá, Justin Trudeau, y de Italia, Paolo Gentiloni.

También destacó Schwab la presencia en el Foro del rey Felipe VI de España, que pronunciará un discurso titulado "España y Europa: Presente y Futuro" el miércoles por la mañana.

Con todo, Schwab recalcó que "actualmente ninguna industria global, ningún problema regional pueden ser resueltos de manera aislada", sobre todo cuando aún hay una "crisis social" tras la crisis financiera y económica de la que el mundo está saliendo ya.

Por todo ello el tema de este año será "Crear un futuro compartido en un mundo fracturado", una cuestión sobre la que reflexionarán más de 3.000 participantes de más de 110 países del mundo político, empresarial, cultural y de la sociedad civil.

El eje central será así "el futuro de la cooperación global" en el comercio, el medioambiente, los sistemas fiscales, la competitividad, la lucha contra el terrorismo.

"En este contexto es absolutamente esencial tener al presidente Trump con nosotros" en Davos, recalcó Schwab.

Si Trump sorprenderá a los asistentes en Davos más de lo calculable es aún una incógnita, pero la organización espera que los líderes se ajusten o "abracen el tema de la reunión" anual, según dijo en la rueda de prensa el presidente del Foro, el exministro de Asuntos Exteriores de Noruega Borge Brende.

No obstante, anticipándose al discurso crítico de Trump, quiso dejar claro que el Foro defiende absolutamente una "globalización equitativa y justa", ya que "el crecimiento tiene que ser inclusivo, crear empleos y ser sostenible".

En este sentido "los líderes desean escuchar al líder de la mayor economía mundial compartir su visión sobre la economía global", dijo.

La organización sostiene además que, pese a las críticas de Trump al Foro durante la campaña electoral, algo le debe interesa Davos si envía a ocho miembros de su gabinete a la estación alpina.

Brende pidió además no centrar toda la atención en Trump, ya que habrá otros 69 jefes de Estado y de Gobierno en Davos, que son además protagonistas directos o indirectos de muchos temas de la actualidad económica y política.

Un interés particular atraerán por ejemplo los discursos de la primera ministra británica, Theresa May, y del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en plenas negociaciones del "brexit".

Schwab destacó de hecho que se trata de un Foro "muy europeo" con la presencia de "prácticamente todos los líderes de los 28 Estados miembros" de la Unión Europea, pero Davos también dará la bienvenida a un "número sin precedentes" de mandatarios latinoamericanos, seis en total.

Se trata de Macri y Temer, así como de los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; de República Dominicana, Danilo Medina, y de Panamá, Juan Carlos Varela, así como de la primera ministra de Perú, Mercedes Aráoz.

También generarán noticias el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu; el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, o el jefe del Gobierno libanés, Saad Hariri.

Por primera vez se encontrarán en Davos los presidentes de Angola, Joao Lourenço; de Zimbabue, Yemi Osinbajo, o el vicepresidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, quien fue recientemente elegido como sucesor del presidente Jacob Zuma al frente del gobernante Congreso Nacional Africano.

Leer comentarios ( )

Ir a portada