Las facturas y los correos electrónicos a los que tuvo acceso Bloomberg muestran hasta dónde llegan algunos operadores para disfrazar el origen del crudo y enviarlo a Asia, convirtiendo a las refinerías chinas en un sustento esencial para la maltrecha industria petrolera de Venezuela.
Las facturas y los correos electrónicos a los que tuvo acceso Bloomberg muestran hasta dónde llegan algunos operadores para disfrazar el origen del crudo y enviarlo a Asia, convirtiendo a las refinerías chinas en un sustento esencial para la maltrecha industria petrolera de Venezuela.