Módulos Temas Día

China propondría mayor déficit fiscal en el 2019 por desaceleración

Las expectativas de una política fiscal agresiva y recortes de impuestos en China pueden estar fuera de lugar, lo que deja a la política monetaria con un papel más importante en el apoyo a la economía, según Barclays Plc.

China

China

El espacio fiscal de China está limitado por viejos problemas legados de una política extraordinariamente expansiva en el último ciclo descendente.

El Ministerio de Finanzas de China planea proponer un pequeño aumento en el déficit presupuestario previsto para este año, ya que los funcionarios buscan equilibrar el apoyo a la economía con la necesidad de mantener el control de los niveles de deuda.

El ministerio acordó el objetivo de déficit propuesto de 2.8% del producto bruto interno en su conferencia anual de trabajo en diciembre, dijeron dos personas al tanto del asunto. La cifra, que se compara con la meta de 2.6% para el 2018, se presentará para su aprobación en el Congreso Nacional del Pueblo, la legislatura de China, en marzo. La cifra final todavía puede modificarse.

Si bien los funcionarios han prometido una política fiscal proactiva este año ante una desaceleración de la economía que está empeorando por la guerra comercial con Estados Unidos, la expansión del déficit propuesta es menor de lo que habían pronosticado muchos economistas.

Al mismo tiempo, los funcionarios pueden usar los llamados bonos especiales, que no afectan el presupuesto general, para financiar proyectos del Gobierno local y estimular la inversión en infraestructura.

Las fuentes pidieron no ser identificadas porque el asunto no es público. El Ministerio de Finanzas no respondió de inmediato a un fax con un pedido de comentarios.

Las expectativas de una política fiscal agresiva y recortes de impuestos en China pueden estar fuera de lugar, lo que deja a la política monetaria con un papel más importante en el apoyo a la economía, según Barclays Plc.

“Esperamos que la mayor parte del estímulo fiscal adicional se refleje en reducciones en los ingresos personales y los impuestos corporativos. Un objetivo de déficit del 2.8% sería una respuesta de política calibrada para combatir la constante debilidad de la demanda interna, una demanda externa en disminución y las incertidumbres asociadas con la guerra comercial con EE.UU.”, dijeron David Qu y Chang Shu, de Bloomberg Economics.

"El espacio fiscal de China está limitado por viejos problemas legados de una política extraordinariamente expansiva en el último ciclo descendente, el deterioro de la posición fiscal y unos pasivos contingentes elevados, entre ellos los costos de las futuras pensiones", escribieron en una nota economistas dirigidos por Chang Jian en Hong Kong.

Las autoridades se han visto obligadas a ampliar el déficit presupuestario por la presencia de prioridades más altas en medio de la desaceleración del crecimiento. Como se esperan nuevos recortes de impuestos en el 2019 y un mayor gasto, un aumento del déficit resultó casi inevitable. Asimismo, el objetivo es solo una orientación para el gasto real: el Gobierno ha hecho mayores desembolsos que esa meta desde el 2015.

El modesto aumento en la meta presupuestaria revela la necesidad del Gobierno de mantener bajo control el endeudamiento, ya que está restringido por el legado de las rondas de estímulo anteriores. A un nivel de más del 260% del producto interno bruto a fines del 2017, la deuda total del país es hoy más de cuatro veces mayor que en el 2008.

Tags Relacionados:

China

déficit fiscal

Leer comentarios ( )