Hay signos de reequilibrio en mercado petrolero en Nueva York

Los suministros de gasolina del Atlántico medio están ahora más de 5 millones de barriles por debajo de los niveles de hace un año, una disminución impresionante teniendo en cuenta que las existencias de la región aumentaron a 42.3 millones de barriles en febrero.

Bloomberg.- Los corredores de gasolina de Nueva York han conseguido algo que el resto del mundo del petróleo se muere por hacer: equilibrar el mercado.

Los suministros de gasolina del Atlántico medio están ahora más de 5 millones de barriles por debajo de los niveles de hace un año, una disminución impresionante teniendo en cuenta que las existencias de la región aumentaron a 42.3 millones de barriles en febrero, el nivel más alto en los registros del gobierno que se remontan a 1990.

“Los importadores de la costa este están mucho más disciplinados en función de sus compras, desean evitar una repetición del exceso de suministro que vimos el verano [boreal] pasado”, dijo Matt Smith, director de investigación de materias primas de ClipperData LLC.

A esta altura el año pasado, los futuros de gasolina negociados en NYMEX, la bolsa de materias primas de Nueva York, señalaban que el excedente de gasolina de la costa este no había cambiado, ya que los futuros de agosto estaban más baratos que los de septiembre por primera vez en ocho años.

Este diferencial ha retornado a su típica estructura rezagada en julio, lo que es un alivio para los proveedores dispuestos a llenar sus tanques con combustibles de grado de invierno.

La demanda total de gasolina de Estados Unidos se desaceleró en los primeros tres meses de este año, tras alcanzar un récord de 9.66 millones de barriles diarios en junio del 2016. Esta tendencia finalmente se revirtió en abril, ya que el consumo aumentó 0.1% respecto del año anterior.

Más disciplinado
La caída de las importaciones interanuales de gasolina se debe principalmente a los menores volúmenes que llegan de Europa, dijo Smith. Esos suministros se quedan en la región en lugar de dirigirse al este hacia Asia, donde se pueden obtener más ganancias.

“Estamos mirando el lado de la demanda para comprobar, tal vez, si ese podría ser el catalizador que nos lleve a avanzar hacia el reequilibrio, aunque a un ritmo lento”, dijo Smith.

Los suministros nacionales a la región, que normalmente fluyen por tubería desde la costa del Golfo de Estados Unidos, también han sido menores este año, dijo Sam Margolin, analista jefe de Cowen & Co.

La gasolina producida por las refinerías de la Costa del Golfo ha sido absorbida por países latinoamericanos como México y Venezuela que tuvieron dificultades para mantener sus propias plantas funcionando.

“Mientras las refinerías permanezcan ociosas en América Latina, va a haber esa demanda competitiva en el mercado de exportación”, dijo Margolin.

Sin duda, los tanques no están secos, y los suministros siguen sobrepasando el promedio de cinco años en el Atlántico medio. Esta primavera boreal también fue una trabajosa temporada de mantenimiento para las refinerías de Estados Unidos, dijo Margolin. Eso significa que no necesitarán tanto tiempo en el otoño y las tasas de utilización podrían subir a medida que las temperaturas bajen.

“Tenemos capacidad de almacenamiento de gasolina para ofrecer en el puerto de Nueva York que aún no ha sido contratada”, dijo Ernie Barsamian, máximo ejecutivo de The Tank Tiger, una agencia de almacenamiento de petróleo. “Así que para mí eso significa que no están llenos al tope”.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

El Vino de la Semana

El Lado B: Massala restaurante

Evidencia para la gestiónVidenza Consultores

Hacia una mejor gestión del agua y el saneam...

Misión VerdeL+1

Más azul que verde

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO