Tasa de interés en EE.UU. subiría más rápido si Summers llega a la FED

(Reuters) A menos que ocurra otra crisis financiera o una recaída en recesión, es probable que el próximo jefe de la Reserva Federal (FED) tenga que supervisar una normalización gradual de la política monetaria en EE.UU.Pero ese ritmo, incluida la primera subida de la tasa de interés de la FED, podría ser un poco más rápido bajo una dirección del ex secretario del Tesoro Lawrence Summers, que bajo el mando de la actual vicepresidenta de la FED, Janet Yellen, los dos principales contendientes para suceder a Ben Bernanke.Por otra parte, una Reserva Federal liderada por Summers parece menos probable que amplíe o expanda el uso de las medidas extraordinarias que el banco central ha llevado a cabo durante el mandato de Bernanke, cuyo mandato expira en enero.La distinción entre Summers y Yellen sea quizá mejor ilustrada por las declaraciones que dieron en eventos separados en abril pasado.Yellen, una firme defensora de las políticas de Bernanke, exhortó a la FED a mantener su enfoque en los esfuerzos para promover una tasa de desempleo más baja, incluso si el costo fuera una inflación más alta de lo deseada.Por el contrario, Summers, en un evento separado en California ese mismo mes, manifestó sus dudas de que la tasa de desempleo pueda bajar tanto como se desea sin alcanzar peligrosos niveles de inflación. También se mostró escéptico sobre la eficacia del programa de compra de bonos de la Reserva Federal, conocida como alivio cuantitativo."Es poco probable que tanto Yellen como Summers, cometan el error de un prematuro endurecimiento de la política monetaria, y el riesgo es probablemente algo menor con Yellen que con Summers", sostuvo Michael Feroli, economista de JPMorgan en Nueva York."Yo esperaríauna continuidad en la política, y creo que cualquier persona nueva que entre querría esa continuidad. Ellos no quieren venir y realmente mover mucho el bote. Así es que esperaría una transición sin problemas", dijo James Bullard de la FED de St. Louis.

OTROSÍ DIGOLas ventas de casas en EE.UU. probablemente aumentaron en julio a su mayor nivel en más de tres años, al tiempo que la creciente demanda de bienes raíces refuerza la expansión, indicaron economistas antes de conocerse un informe del sector. Las compras de casas existentes y nuevas habrían subido a un ritmo anualizado de 5,640,000 el mes pasado, según sondeo de Bloomberg.

TAGS RELACIONADOS