Una reforma que debe beneficiar a los afiliados

Oscar GonzálezEstradaEDITOR GENERAL DIARIO GESTIÓN

El debate de la reforma del Sistema Privado de Pensiones (SPP) se pone cada vez más candente. Luego de que el Poder Ejecutivo enviara al Congreso su proyecto, que busca principalmente bajar las comisiones que cobran las AFP y ampliar la cobertura del sistema, las voces de respaldo y de críticas no se han dejado de escuchar.

Es importante destacar la voluntad del actual ministro de Economía, Luis Castilla, de llevar a cabo esta reforma muy necesaria, luego de que muchos de sus antecesores la prometieron pero no la llevaron adelante. También se debe llamar la atención a la Comisión de Defensa del Consumidor, presidida por Jaime Delgado, por haber aprobado ayer su proyecto en forma apresurada y sin coordinar con la Comisión de Economía, que es el grupo de trabajo dictaminador.

Se ha esperado tanto por esta reforma y la prisa no llevará a nada bueno. Todos los problemas que se buscan resolver requieren de un amplio debate y en el que los involucrados deben participar en forma transparente y con el único propósito de mejorar las condiciones de los afiliados porque al final son sus aportes los que están en juego.

Seguro que las propuestas de crear un sistema de licitaciones para las comisiones que se cobren a los nuevos afiliados, cambiar el esquema de cobro de comisiones sobre el saldo acumulado del pensionista, volver obligatoria la afiliación de los independientes, el programa de pensiones sociales, etc., tendrán posiciones discrepantes, pero lo importante es no perder la oportunidad de hacer una buena reforma.

Se tienen que generar las condiciones para lograr una mayor rentabilidad de los fondos (que es lo que más debe interesar a los aportantes) y que mejore la calidad de servicio que brindan las administradoras de pensiones. Ellas han admitido que 'están en falta' con los afiliados en una mayor transparencia, asesoramiento, y en calcularles oportunamente la pensión que recibirán. Ojalá se trabaje en estos temas, sin perder de vista la urgente reforma que también requiere el sistema administrado por la ONP.

TAGS RELACIONADOS