El camino que afronta la FED

Russ Koesterich, Estratega Principal de Inversiones Globales para iShares de BlackRock

UNA SALIDA en la Reserva Federal se ha puesto de manifiesto, la otra queda aún en el aire. La primera es sencilla: Ben Bernanke, el presidente de la FED que se enfrentó a la mayor crisis financiera desde la Gran Depresión, entregará las riendas a su teniente Janet Yellen a principios del próximo año. La segunda es terriblemente difícil: Yellen tiene el reto de salir de la era de la política monetaria ultraflexible.¿Qué sucederá cuando Yellen asuma el cargo?

La FED podría disminuir sus compras de bonos por US$ 85,000 millones mensuales tan pronto como en diciembre, a pesar de la reputación de pacifista de Yellen. Sin embargo, es probable que la nueva presidenta dé mayor peso a la segunda parte del mandato dual de la FED: el pleno empleo (mayor inflación). Esto probablemente signifique tasas de interés más bajas por más tiempo. Yellen probablemente brinde pistas políticas durante sus conferencias de confirmación.

Hay que buscar datos en los méritos de la compra mensual de bonos frente a "la orientación hacia adelante" (declaración de objetivos y umbrales para la futura tasa de los fondos), en la forma correcta de medir el desempleo, el uso del "control óptimo" (planificación y compromisos políticos a largo plazo) y las trampas de basar la orientación en datos económicos recientes.

Yellen puede ser más fuerte que el consensual Bernanke, pero queda por ver si sus colegas van al mismo ritmo. Otra incertidumbre: la mayoría de los miembros votantes del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) van a cambiarse en el 2014.

Yellen abogó por que los banqueros centrales hagan más para estimular la actividad económica.

TAGS RELACIONADOS