Actividad en redes sociales empieza a ser analizada por bancos en EE.UU.

RIPERed Iberoamericana de Prensa EconómicaExpansión de España

Algunas entidades financieras de EE.UU. están empezando a tomar en cuenta la actividad de sus solicitantes de crédito en redes sociales como Twitter o Facebook a la hora de concederles o no créditos. Aunque se trata de un método de evaluación que aún no es generalizado, puede que poco a poco vaya cogiendo fuerza no solo en EE.UU. sino en otros países, informa el diario The Wall Street Journal.De hecho, Kreditech, que opera en España y en otros países como Polonia, México o la República Checa, utiliza ya los datos procedentes de la actividad en las redes sociales, del uso de smartphones o de las compras que los solicitantes realicen a través de Internet para concederles un crédito.En Estados Unidos, la mayoría de las compañías que emplean este sistema suelen ser minoritarias y startups. Recurren a estos datos ante la falta de información sobre los solicitantes. Sostienen que así pueden conceder financiamiento a personas o empresas que de otra manera no la conseguirían. La información que se proporciona a través de la red sobre trabajo y hábitos sociales (en Facebook o Linkedin) o el perfil como consumidor (evaluado a través de los datos de PayPal, Ebay o Amazon) está empezando a ser considerada como indicativo de la solvencia económica de los solicitantes. Incluso las empresas pasan por el rasero de los social media: su reputación en Ebay, sus "me gusta" o lo que la gente comenta de ellas en Facebook puede tenerse en cuenta para que estas obtengan o no financiamiento. Esta práctica no está exenta de opiniones a favor y en contra. FICO, agencia de calificación crediticia cuya valoración tiene en cuenta la mayoría de los bancos estadounidenses, aún no utiliza estos datos en sus evaluaciones. La entidad asegura que, de momento, la actividad de los solicitantes en las redes sociales no figura entre las variables que manejan. Eso sí, afirman que "podrían ser predictivas" en cuanto al comportamiento de estos y están sopesando incluir estos aspectos en sus futuras valoraciones.

Otrosí digoOposición. El director ejecutivo del Centro para la Democracia Digital en Washington (Center for Digital Democracy), Jeffrey Chester, sostiene que los datos que se proporcionan a través de Internet son privados y que "la gente no entiende lo que pueden implicar a la hora de conseguir un crédito". También considera que se necesita una regulación legal al respecto.

TAGS RELACIONADOS