Los aficionados al fútbol desde Colombia a Polonia, Túnez y Perú tienen motivos para celebrar incluso antes de que la Copa Mundial de haya comenzado.

Entre los clasificados al torneo, sus monedas son las que más se han apreciado frente al rublo ruso en el último mes ante las mayores pérdidas a nivel mundial de la moneda de la nación anfitriona.

Si bien eso no hará que los vuelos o boletos sean más baratos, que por lo general tienen un precio en dólares, debería reducir los costos dentro de Rusia, como habitaciones de hotel, comidas, taxis y cuentas de bar.

Colombia está llevando a su centrocampista estrella James Rodríguez a su segunda final consecutiva de la Copa Mundial, mientras que Polonia y Túnez regresan por primera vez en una década.

Los , que pusieron fin a una sequía de 36 años, compraron casi 40,000 boletos, el octavo mayor número en el mundo, de acuerdo con el ente máximo del fútbol mundial FIFA.

Peruanos en Rusia: ¿cuánto gastarán?